Epístolas de la crisis del foxismo

El gobierno del cambio ofrecido por Fox fracasó para la población más necesitada y la clase media; pero va viento en popa para los banqueros, los inversores extranjeros y los magnates del país. Todos han aumentado sus ganancias en estos cuatro años, a costa de la población

 

Diario Público / 8 julio 2004

El género epistolar, no los ensayos, no las crónicas o reportajes, es el que mejor está contando la grave crisis, seguramente terminal, del foxismo en el país. Prácticamente todos los integrantes del gabinete de Vicente Fox Quesada que renuncian escriben  una tronante carta en contra de su ex jefe. Lo hicieron Adolfo Aguilar Zinser, Rodolfo Elizondo (al dejar el puesto de vocero presidencial) y ahora Alfonso Durazo.

Pero la  larga y tediosa carta de Alfonso Durazo anunciando su renuncia como secretario particular del presidente representa algo más que otras epístolas del foxismo: es un mal epitafio para el primer gobierno de alternancia en el país. La renuncia de Durazo y las denuncias que lanzó, especialmente la acusación de que Fox apoya a su cónyuge para sucederlo en el cargo, no hicieron sino confirmar y agrandar la crisis del foxismo y dolorosamente corrobora el final trágico y mediocre del gobierno que prometió el cambio.

¿Qué es exactamente lo que está en crisis en el gobierno de alternancia? La crisis interna se manifiesta, sobre todo, por las constantes y estridentes peleas entre miembros del gabinete. La lista es larga: Jorge Castañeda en contra de Marta Sahagún, Ernesto Derbez y Adolfo Aguilar Zinser; Rodolfo Elizondo contra Alfonso Durazo; Santiago Creel contra Castañeda y contra Marta Sahagún; Lino Korrodi contra el primer círculo foxista.

Estas peleas no hacen sino aumentar la creciente percepción de que Vicente Fox no maneja el timón y de que un pequeño círculo que lo rodea tiene una gran capacidad para tomar decisiones relevantes. En ese primer círculo se encuentran Marta Sahagún, Ramón Muñoz Gutiérrez y Eduardo Sojo Aldape.

La lista de conflictos con actores externos es mucho más compleja y alarmante. Vicente Fox ha tenido conflictos prácticamente con todos los partidos, incluido el suyo. Con el PRI por el Pemexgate y la alianza con Elba Esther Gordillo. El pleito mas llamativo ahora es que mantiene con el PRD y con Andrés Manuel López Obrador.

Quizá el rompimiento más significativo sea con empresarios quienes han cuestionado los lentos o nulos avances en las promesas foxistas. Es significativo además porque, visto sociológicamente, Fox es uno de ellos. La llegada al poder de Fox representó históricamente el proyecto que diseñó y empujó una parte de la burguesía mexicana tras el rompimiento con el Estado mexicano en el sexenio de Luis Echeverría Álvarez. Algunos de los empresarios que han cuestionado a Fox comparten el proyecto ideológico y algunos incluso le patrocinaron la campaña electoral, como Lorenzo Servitje, propietario de Bimbo.

Pero también lo ha criticado la Conferencia del Episcopado Mexicano, para quien la alternancia no ha garantizado la democracia en el país; y por si fuera poco, George Bush se quedó molesto con Fox debido a que no apoyó la invasión a Irak. Lo más graves que justamente todos estos sectores lo apoyaron y lo llevaron a la presidencia de la república.

Si Fox ha roto con algunos de sus aliados, ¿quién o qué lo respalda? En el vuelo que el martes lo llevó a Brasilia, el presidente presumió que cuenta con el apoyo de 60 por ciento de la población. “!Qué dieran otros presidentes por tener eso!”, dijo ufano. Creo que lo sostiene el oneroso gasto en medios y la difusión de las actividades de caridad de Marta Sahagún.

Pero aún con estas consideraciones la dimensión más profunda de la crisis está en otra parte.  La visión más burda, incluso machista, de esta crisis señala que Fox no controla ni a su esposa. Pero creo que todas esas son anécdotas que alimentan los chismes de las columnas y las revistas del corazón.

Lo sustancial es que Fox ha fracasado en cumplir las promesas que lanzó en su campaña. Fox no resolvió el conflicto de Chiapas, no ha mejorado el ingreso familiar, no ha resuelto el tema de las pensiones, no ha creado los empleos necesarios, no ha impedido que cientos de miles de mexicanos se vayan a Estados Unidos y no ha mejorado la desigual carga fiscal que hay en el país. En fin, quedó mal con una gran proporción de los votantes (panistas o no) que lo llevaron a Los Pinos.

Pero nunca las crisis son generalizadas. Aún en las guerras alguien sale ganando. ¿Quién ha ganado con el foxismo? ¿Con quien no ha quedado mal?

Con los dueños de los principales medios electrónicos; con las grandes empresas a quienes les ha reducido impuestos; con los magnates del país quienes han seguido incrementando sus fortunas en estos cuatro años; con los propietarios de los bancos quienes se han llevado inmensas ganancias de México durante el mandato de Fox y a quienes defendió para evitar que se les hiciera una auditoria para comprobar los pagarés de Fobaproa; con los grandes inversores extranjeros y las corporaciones internacionales, para quienes el México foxista sigue siendo un mercado que les garantiza altas tasas de ganancias; con los acreedores de la deuda interna y externa, quienes se han llevado el grueso de la riqueza que han producido los mexicanos. Para ellos el gobierno del cambio sí ha funcionado.

De modo que la crisis y el fracaso del cambio debe referirse al fracaso de las expectativas de una mejora sustancial en la calidad de vida de la población y en modificar el modelo de desarrollo a favor de los más necesitados del país. Esta decepción, por su parte, alimenta la crisis de los partidos y hacia los políticos, pues se ve a la clase política incapaz e impotente para remediar a fondo los males de la vida pública de México. Seguramente se buscarán otras salidas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s