Guardia cristera para gobernante juarista

Tonatiuh Figueroa

 En su visita a Arandas, un integrante de la organización católica ofreció apoyo irrestricto a Emilio González por su apoyo a la Iglesia.    

 

Rubén Martín / 9 abril 2008, diario Público

Si el gobernador Emilio González Márquez quería un escenario adecuado para enviar el mensaje de que respeta el Estado laico y es un gobernante juarista, escogió mal, terriblemente mal. Fue a la mata cristera. Emilio González salió de su gira por Arandas no como un gobernante laico, sino como jefe de la Guardia Cristera Nacional.

 

José Alfredo Jiménez, homónimo del famoso compositor guanajuatense y a quien apodan El Alteño, tomó el micrófono en el taller regional de participación y promoción comunitaria no para pedir apoyo para un proyecto asistencial, sino para remarcar que “la historia de México es la historia de los cristeros”. El Alteño, un anciano de un metro ochenta de altura y bigote estilizado en las puntas, agradeció al gobernador su apoyo para la construcción del Santuario de los Mártires y ofreció apoyo irrestricto a Emilio González. “Entre otros grupos, la Guardia Nacional Cristera [con presencia en todos los estados donde se libró la guerra Cristera] estamos con usted, la Unión Nacional de Padres de Familia, estamos con usted […] los grupos y jefes de la guardia nos hemos puesto todos de acuerdo y estamos con usted por esto que está haciendo. Sabemos que por ahí hay muchos enemigos, y siempre los vamos a tener. Con la ayuda de Dios vamos a salir adelante”.

 

La reunión serviría para revisar proyectos sociales y comunitarios que podrían recibir subsidios del gobierno estatal, pero la mayoría de oradores usó el foro para ofrecer apoyo al gobernador, en contra de las críticas que ha recibido por su decisión de apoyar con dinero del erario la construcción del Santuario de los Mártires.

 

El ejemplo lo puso el presidente del consejo regional de desarrollo comunitario de la región Altos Sur, Marco Antonio Jaime Mercado. “Señor gobernador, usted no es culpable de que este estado tenga la mayoría de la gente con ciertas convicciones. Usted no nos ha dejado solos en apoyar a la gente. Queremos decirle que usted no está solo y, lo que es mejor, la Iglesia tampoco”.

 

Enseguida Marco Antonio Jaime sacó una calcomanía con la leyenda “Sí al Santuario de los Mártires”, de las cuales mandó a hacer unas diez mil para defender este proyecto de la Iglesia. Como el gobernador de Jalisco, Marco Antonio Jaime también pertenece a El Yunque, y es hermano de Susana Jaime, quien sustituyó a Leonardo García Camarena en la presidencia de Tepatitlán en 2006. La decisión de hacer las calcomanías con apoyo al santuario es porque el gobernador “nada más recibe ataques y no se dicen las cosas buenas”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s