Pausa al conflicto

Público
Foto: Público

A través de pláticas entre representantes del rector general y Raúl Padilla se logró una endeble tregua en el Grupo UdeG, pero siguen abiertas las heridas

 

 

 

 

Rubén Martín / Público, 1° agosto 2008

 

El conflicto por el poder dentro de la Universidad de Guadalajara (UdeG) fue creciendo en intensidad durante las últimas tres semanas, hasta ayer, cuando los bandos en pugna llegaron a una especie de tregua, informal y precaria, que parece postergar la pugna, al menos durante el periodo vacacional que mañana arranca en la casa de estudios.

 

Los signos públicos de esa tregua son que los rectores de centro opuestos a Carlos Briseño Torres (trece de 16) lo cuestionaron, pero no pidieron su destitución; el otro signo es que, por la noche, el rector general se lamentó de las críticas, pero llamó a un diálogo institucional y anunció que convocará a sesión de Consejo de Rectores y de Consejo General Universitario (CGU), al regreso de vacaciones.

 

La parte privada de la tregua se gestó en canales informales de diálogo que mantienen Carlos Briseño y Raúl Padilla López a pesar de sus diferencias.

 

Según fuentes de los dos bandos, representantes de ambos se reunieron ayer para plantearse claramente los agravios y ver la posibilidad de llegar a un acuerdo. La charla —ni siquiera fue calificada de negociación—, entre un enviado de Padilla López y otro de Carlos Briseño, se llevó a cabo en un Sanborn’s de la ciudad, antes de mediodía.

 

En su turno, cada uno planteó los agravios que sienten que el grupo contrario les ha infligido, y luego bosquejaron lo que podría entenderse como un pliego de demandas. Pero el diálogo no fue fácil, pues se tienen desconfianza.

 

El vocero de Carlos Briseño admitió que Raúl Padilla ejerce un poder real dentro de la UdeG que debe tomar en cuenta, pero pide que ese poder se ejerza a través de las instituciones de la UdeG y no fuera de ella. Específicamente se pidió que los asuntos relevantes no sean decididos en lo que se llama el G-10, es decir, el grupo político que encabeza Raúl Padilla López, y que luego lleva los asuntos al interior.

 

El vocero de los Padilla pidió que Carlos Briseño no desprecie la opinión de los rectores de centro, que no se meta en las elecciones estudiantiles o de gremio y que su renuncia a una candidatura a la gubernatura sea real. El posible acuerdo es que Carlos Briseño presentará los asuntos en el Consejo de Rectores, pero sólo como órgano de consulta, y que posteriormente se sometan a votación el CGU, donde los padillistas tienen 90 por ciento de los consejeros. Todos son planteamientos que deben ser sometidos a consideración en cada grupo. Los canales de comunicación continuarán abiertos este día.

 

Pero nada está determinado. Tan es probable que los bandos lleguen a un acuerdo, como que el conflicto se reactive. Nada asegura que ya se encontró un modo de resolver las diferencias, y que se llegará a un pacto definitivo que ponga fin al conflicto. Los agravios que se han vertido en las últimas semanas no cicatrizan tan fácilmente.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s