Briseño rompe con su sombra

Carlos Briseño declaró el fin del cacicazgo de Raúl Padilla en la Universidad de Guadalajara, al que admitió haber sido afín durante casi 20 años, pero cuyo liderazgo político ya no reconocerá más.    

 

Rocío Ramos / Público, 26 agosto 2008

Es el momento de la independencia”, declaró el rector general de la Universidad de Guadalajara, Carlos Briseño Torres, quien tras casi 20 años de pertenecer al grupo UdeG, que comanda Raúl Padilla López, anunció su ruptura con el ex rector y líder político de la máxima casa de estudios del estado.

 

“Me he dado cuenta del daño enorme que Raúl Padilla le ha hecho a la UdeG al desviar a la institución de sus nobles propósitos de formar jóvenes”, exclamó quien tomó las riendas de la rectoría general el 1 de abril de 2007 y previamente fue secretario general de la Universidad por casi seis años.

 

Tras aceptar que comulgó con la visión de Universidad de Raúl Padilla por muchos años (casi 20), aseguró que una vez que le tocó dirigir la institución se dio cuenta de las muchas necesidades primarias que tiene Jalisco y que anteceden a proyectos culturales como los que el llamado líder político ha impulsado. “Me he dado cuenta, quizás un poco tarde, por eso pido [sic] disculpas”, agregó.

 

En el marco de la presentación de su Presupuesto de Ingresos y Egresos 2008 Ampliado de la UdeG, Carlos Briseño aseguró que ha sido prudente en expresar sus puntos de vista en el actual conflicto universitario, pero ayer se le fue directo a la yugular a quien antes fue su mentor, a quien acusó de “apoderarse de un partido político [el PRD]; y se quiera apoderar de otro […] y haga alianzas con uno azul, muy pero muy azul [el PAN]”.

 

A la par, auguró el ocaso del liderato político del ex rector (1989-1995): “He tomado la determinación de no reconocer liderazgo político, en particular el de Raúl Padilla López. Estos casi 20 años están llegando a su fin, la Universidad vuelve a los jaliscienses”.

 

En la percepción del rector general, la comunidad de Jalisco quiere mejores salones, reactivos para los experimentos, apoyos didácticos para los profesores, acceso a Internet, entre otras mil cosas más antes que inversiones cuantiosas en obras que no pertenecen a los rubros sustantivos de la institución, como auditorios “faraónicos” (ver páginas 8-9) que es lo que ha impulsado Raúl Padilla López.

 

“Antes Raúl disponía y todos acatábamos, incluyendo al de la voz”, agregó el rector general, quien terminó sus controvertidas declaraciones asegurando que sus seis años al frente de la casa de estudios “no serán para consolidar un nuevo cacicazgo, sino para recuperar la institución”. Lo recalcó y se comprometió a que, una vez terminado su rectorado, renunciará: “Juro ante la sociedad que el 31 de marzo de 2013, a la par de concluir mi encargo y ante el Consejo General Universitario, entregaré la estafeta a quien la comunidad elija [como rector] y ese mismo día renuncio como profesor de la UdeG”.

 

En el clima de enfrentamiento, pidió a la comunidad universitaria no dejarse intimidar ante amenazas e invitó a profesores, trabajadores administrativos y estudiantes a expresarse libremente.

 

Respecto a su propuesta de presupuesto ampliado, que entregó a la Comisión de Hacienda del Consejo General Universitario, explicó que la UdeG tiene un déficit de 1,046 millones 775,432 pesos que se ha acumulado durante diez años y que había pasado desapercibido porque en los presupuestos anuales no se consideró el costo real de la nómina de jubilados y pensionados. Ante ello, propuso que de los recursos extra que ha recibido la Universidad este año, se aprueben 615.9 millones de pesos para solventar el pago total de la nómina de activos, jubilados y pensionados.

 

Frases

Carlos Briseño Torres

• “Creo que Raúl Padilla, no obstante que en su momento fue considerado un líder para impulsar los cambios en los que muchos creímos en esta institución, yo en lo particular confié desde 1989, ahora se ha convertido en un obstáculo para la democratización de la Universidad de Guadalajara”

• “La visión que ahora tengo de Universidad no es la misma de abril de 2007. En 2007, y lo digo con franqueza, aún reconocía ese liderazgo, y pido [sic] por ello disculpas a la comunidad universitaria y al pueblo de Jalisco”

• “No podemos distraer recursos del presupuesto en obras que han sido producto del capricho de Raúl Padilla López”

• “Ésta no se llama Universidad Padilla López”

• “He tomado la determinación de no reconocer liderazgo político, en particular el de Raúl Padilla López. Estos casi 20 años están llegando a su fin; la Universidad vuelve a los jaliscienses”

 

 

Trinidad Padilla López

 “Nuestro amigo el rector está haciendo una cortina de humo mediática, está exagerando; sabe que es simpático en ciertos sectores de la población satanizar, más todavía de lo que ya ha estado, a Raúl Padilla, y ahora encontró la manera de montarse en eso. Pero me parece hasta patético”

 

Samuel Romero Valle

“¿Qué credibilidad tendría cualquier persona que durante 20 años se significó por ser el más constante, el más asiduo y el más grande adulador de Raúl Padilla?”

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s