La UdeG lleva su conflicto hasta el Consejo General

Si el grupo contrario a Carlos Briseño impone su mayoría, éste impugnará en tribunales las decisiones que le afecten. Se prevé una acalorada sesión; el presupuesto ampliado se aprobará sin mayores cambios. El punto crítico: los dictámenes de consejeros padillistas que pretenden quitarle poder al rector general

 

Rubén Martín-Rocío Ramos / Público, 29 agosto 2008

Después de seis semanas de conflicto al interior de la Universidad de Guadalajara (UdeG) que se ha dirimido en medios, desplegados y cónclaves de rectores, la arena de la disputa se trasladará hoy al máximo órgano de la casa de estudios: el Consejo General Universitario (CGU).

 

Se da por descontado que se tratará de una de las sesiones más acaloradas y tensas que se tenga registrada en la historia reciente de la Universidad y, aunque formalmente está convocada para discutir el presupuesto ampliado de la UdeG, un extra de poco más de mil millones de pesos, se prevé un fuerte debate debido a los últimos acontecimientos surgidos al calor del conflicto entre el actual rector Carlos Briseño Torres y el ex rector Raúl Padilla López.

 

Aunque se ha especulado si en esta sesión los consejeros afines a Raúl Padilla irán a fondo y presentarán incluso una petición para destituir al rector, esta posibilidad se ha debilitado, como lo admitió Jesús Taylor Preciado, rector del Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias (CUCBA). “Yo le digo con seguridad que nadie ha planteado la destitución y, claro, hay preocupación de los académicos, no los disidentes, no los rufianes; en toda la discusión nunca se habla de la parte académica, que yo creo que es la más importante”.

 

De modo que el punto fuerte de la sesión será la discusión de ocho dictámenes elaborados por universitarios que han cuestionado el rectorado de Carlos Briseño (ver aparte). Uno de los dictámenes propone extinguir el Corporativo de Empresas Universitarias, para dar paso a una Secretaría de Vinculación y Desarrollo Empresarial que dependería del rector del Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas (CUCEA).

 

Los dictámenes elaborados en los centros universitarios que responden a Raúl Padilla están justificados como parte del proceso de descentralización de funciones en la red universitaria, pero han sido interpretados por Carlos Briseño como un intento de desmembrar la rectoría general.

 

Tal como están las fuerzas y los movimientos que ha anticipado cada parte, se prevé que los consejeros padillistas presenten los dictámenes mencionados ya sea cambiando la orden del día propuesta por el rector general o proponiendo que los cambios se discutan en asuntos generales.

 

Si esto ocurre, no hay la menor duda de que se votarán a favor, pues al menos 135 de los 176 consejeros universitarios responden al grupo de Raúl Padilla; el resto, cerca de 40 o menos, son afines a Briseño.

 

De votarse a favor los dictámenes, se verían disminuidas las atribuciones del rector general, por lo que el abogado general de la UdeG, Jorge García Domínguez, anticipó que presentarían recursos legales en contra de esta decisión, ya fuera ante el Tribunal Administrativo del Estado (TAE) o ante juzgados federales de distrito.

 

El rector del Centro Universitario de la Costa (CUCosta), Javier Orozco Alvarado, declaró que las iniciativas para la descentralización no fueron turnadas a las comisiones de Normatividad, Hacienda y Educación para su estudio, pero que aun así presentarán los dictámenes para su aprobación ante el máximo órgano de gobierno de la casa de estudios.

 

Orozco Alvarado señaló que la finalidad de la descentralización es quitar poder a la administración general y así acotar las facultades de Briseño Torres, quien utiliza esa facultad para ejercer su autoridad y recortar la injerencia de los rectores de centros.

 

Con todo este debate, finalmente la discusión sobre el presupuesto ampliado pasó a segundo plano, sobre todo porque a final de cuentas hubo consenso en la Comisión de Hacienda del CGU (bajo control padillista), a pesar de que no se aprobaron 50 millones de pesos que se pedían para actividades culturales.

 

Cada bando del actual conflicto universitario preparó a sus consejeros para lo que se espera que sea un intenso debate. Los consejeros afines al rector (45, según sus cuentas; menos de 40, según los padillistas) fueron concentrados para preparar los temas posibles de discusión.

 

Según el reglamento del CGU, en cada tema a discutir puede haber cinco consejeros a favor y cinco consejeros en contra sobre el tema a tratar.

 

Piden auditoría local y federal

El rector general de la UdeG, Carlos Briseño Torres, solicitó ayer formalmente la intervención de las entidades de fiscalización, federal y estatal, para que a la “brevedad posible” lleven a cabo una auditoría integral a la casa de estudios.

 

Los oficios fueron enviados, ayer mismo, a Arturo González de Aragón, titular de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), y a la Auditoría Superior del Estado de Jalisco (ASEJ), que encabeza Alonso Godoy Pelayo. En la justificación se da a entender que hay preocupación de que ciertos “documentos y haberes” de distintas dependencias podrían ser destruidos.

 

Esta petición oficial para que se auditen los cuantiosos recursos públicos que recibe la UdeG va en sentido contrario de una tradición de varios años de impedir que la Universidad fuera fiscalizada por entidades que no fueran las suyas.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s