Destituyen a 8 funcionarios de alto nivel

Rafael del Rio
Foto: Rafael del Río

Todos los depuestos son briseñistas. Salen el abogado general y los jefes de Servicio Social y a Universitarios

 

 

Rocío Ramos / Público, 2 septiembre 2008

La renovada rectoría de la Universidad de Guadalajara ordenó la destitución de ocho funcionarios de alto nivel, identificados con el grupo del rector depuesto de la máxima casa de estudios de Jalisco, Carlos Briseño Torres.

 

El vicerrector, Gabriel Torres Espinoza; el abogado general, Jorge García Domínguez; el titular del área de Servicio Social, Sergio García Aceves; el director de Obras y Proyectos, Fernando Díaz Castillón; Lorenzo Ángel Ruiz, del área de Servicios a Universitarios; Felipe Oceguera, de Servicios Estudiantiles; Patricia Etienne, encargada de Recursos Humanos, y Marco Levario Turcott, secretario técnico, son los funcionarios que ayer fueron despedidos por la nueva rectoría, afín al grupo del ex rector Raúl Padilla López.

 

Para cubrir los huecos, se designó a Miguel Ángel Navarro Navarro como vicerrector y a Javier Peña Razo como abogado general. No obstante, se desconoce quiénes ocuparán los restantes seis cargos, aunque existe el rumor de que el rector sustituto, Marco Antonio Cortés Guardado, no nombrará a nuevos jefes en Servicios a Universitarios, Servicio Social y Servicios Estudiantiles, pues, de acuerdo con la sesión del viernes del Consejo General Universitario, esas dependencias desaparecen de la administración general para ser manejadas desde cada centro.

 

García Domínguez, el ex abogado general, declaró que no sólo a él le pidieron dejar el puesto, sino también a doce de sus subordinados: “Yo tengo conocimiento de que a la mayoría de mis colaboradores les pidieron actas de entrega-recepción. Yo les dije que colaboren de manera normal y que, si alguien les pide su renuncia, no dejen pisotear sus derechos”.

 

Agregó que acudirá a la Junta Local de Conciliación y Arbitraje y a la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco (CEDHJ) para inconformarse de los sucesos, toda vez que no siente ningún temor. Asimismo, notificó que ayer se hizo acompañar por un notario público a sus oficinas para que certificara que su lugar de trabajo estaba sellado y era imposible el acceso.

 

El abogado general destituido mencionó que intentó localizar al secretario general de la Universidad, Alfredo Peña Ramos, para testificar que todos los procedimientos se habían realizado conforme a la ley; no obstante, aseguró que el funcionario se negó a responder: “Le hablé al celular; la primera vez me contestó pero, cuando supo que era yo, apagó el aparato”.

 

Ayer, algunos empleados administrativos informaron que Alfonso Gutiérrez Caballero, comisionado por el Consejo General Universitario (CGU) para restituir la entrega de las instalaciones, acudió a oficinas acompañado de una veintena de personas, entre ellos estudiantes, con la intención de intimidar a los trabajadores e imponer puestos temporales de la administración general.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s