Purga en UdeG ya alcanzó a 100 briseñistas

El desafío por el poder al seno de la UdeG que lanzó Carlos Briseño se está cobrando internamente con el despido de la mayor parte de funcionarios y trabajadores

 

Rubén Martín / Público, 6 septiembre 2008

El desafío por el poder al seno de la Universidad de Guadalajara (UdeG) que lanzó Carlos Briseño Torres se está cobrando internamente con el despido de la mayor parte de funcionarios y trabajadores identificados con el rector destituido.

 

Hasta ayer ya se había despedido a casi cien universitarios briseñistas y se esperan al menos 20 más la próxima semana, explicó Jorge García Domínguez, ex abogado general de la casa de estudios y quien precisó que los despidos se están dando de manera ilegal e incluso con medidas persecutorias, hechos que serán denunciados mediante una queja en la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco (CEDHJ).

 

Los despedidos no son sólo primeros mandos de distintas dependencias universitarias, sino también trabajadores sindicados, señaló.

 

En algunos casos, los despidos casi alcanzan el rasgo de purga, como es el caso de la Coordinación de Servicio Social, donde se ha despedido a 50 trabajadores; en el despacho del rector se ha pedido la renuncia a 25 universitarios, a nueve en la oficina del abogado general y a varios más en la Dirección General de Medios, en Recursos Humanos, en Servicios Estudiantiles y en Servicio a Universitarios.

 

Ante la cantidad de despidos, se hará una defensa común en un despacho de abogados que presentará las denuncias correspondientes ante la Junta de Conciliación y Arbitraje, además de las quejas individuales ante la CEDHJ, añadió García Domínguez.

 

Esta situación fue denunciada ayer por el propio Carlos Briseño al final de su mitin, en entrevista con los medios: “Están despidiendo trabajadores afines a mi administración, al más viejo estilo del sistema político mexicano represivo; intentan con esto disminuir las potencialidades del movimiento. Están acudiendo al expediente de la amenaza y de la intimidación, los están sentando al escritorio diciéndoles: ‘Aquí te tenemos esto, aquello; te podemos iniciar un procedimiento administrativo’, cosas por el estilo; están intimidando, están comprando, están amenazando, están acosando”.

 

Tales acusaciones fueron refutadas ayer por el rector sustituto, Marco Antonio Cortés Guardado, quien aseveró que en la Universidad no habría revanchismo en contra de los seguidores o simpatizantes de Carlos Briseño (ver recuadro).

 

No obstante, el ex abogado general aseveró que no sólo hay despidos generales, sino que incluso hay una especie de persecución interna. Como ejemplo, señaló la oficina que dirigía hasta hace una semana: “Hay un traidor o detractor que está señalando a la gente que yo invité y, aunque está trabajando excelentemente, sólo por el hecho [de haberlos invitado a trabajar] los están etiquetando y despidiendo”.

 

Además del propio Jorge García Domínguez, entre quienes han perdido su cargo por despido o remoción se encuentran Marco Levario Turcott, secretario técnico de la Rectoría, Sergio García Aceves, titular de Servicio Social, Fernando Díaz Castillón, director de Obras y Proyectos, Lorenzo Ángel Ruiz, de Servicios Universitarios, Jurgen Hunefeldt, coordinador de Cultura Física y Deportes y Patricia Etienne, jefa de Recursos Humanos.

 

Acusó también al personal que llegó con el rector sustituto de hacer destrozos y desaparecer propiedades universitarias, para después imputárselas a los briseñistas despedidos. Así ocurrió en la oficina del abogado general y en la vicerrectoría ejecutiva, que ocupaba Gabriel Torres Espinoza.

 

“Todo lo que dicen que ocurrió en la Vicerrectoría, ellos mismos lo ocasionaron. Y todos los desperfectos ellos mismos los hicieron este fin de semana. Te pongo en concreto la mía [oficina]. Quisimos ir el sábado como día normal a trabajar, y sellaron las puertas de entrada y el lunes abrieron y nada más sellaron mi oficina particular hasta que fui a recoger mis cosas, entonces no podemos saber lo que ellos hicieron”.

 

La ejecución de los despidos está operando de manera semejante en todos los casos, indicó García Domínguez. “Han estado cesando con un oficio de media cuartilla, sin audiencia ni nada, y aparte les están haciendo algunos procedimientos para procesarles, es decir, sin siquiera la presencia de las personas”.

 

Además, agregó, se está violando el Estatuto, porque se está despidiendo a funcionarios de mayor nivel sin que se acredite la causa grave y sin que sus casos sean procesados en la Comisión de Responsabilidades. A juicio del ex abogado general, los despidos están ocurriendo no por faltas laborales, sino que “están siendo señalados por una forma de pensar”.

 

No habrá revanchismos: rector sustituto

 

En la Universidad de Guadalajara (UdeG) no habrá revanchismo en contra de funcionarios que siguieron la causa briseñista y que quieran reintegrarse a sus actividades universitarias normales: “No hay ánimo triunfalista porque somos una comunidad pensante y en la que deben prevalecer la tolerancia, el entendimiento y el diálogo”.

 

Lo anterior lo afirmó el rector general sustituto Marco Antonio Cortés Guardado, quien fue entrevistado una hora después del mitin que encabezó en la Plaza de Armas el rector general depuesto Carlos Briseño Torres.

 

La UdeG no es reticente a que existan diferencias de opinión entre quienes conforman su comunidad, las cuales “se pueden debatir dentro de los cauces [legales] que hay dentro de la Universidad”, agregó Marco Antonio Cortés.

 

“Pueden ser debates intensos, y las diferencias pueden ser profundas, pero hay que resolverlas internamente. Vamos a hacer todo lo posible para que los asuntos judiciales se tramiten por esa vía, pero no han afectado la reactivación de actividades en la Rectoría General” de la Universidad.

 

Interrogado sobre los movimientos de varios funcionarios universitarios tras la destitución de Carlos Briseño, el rector sustituto señaló que son normales dentro de un cambio administrativo como el que sucedió en la UdeG.

 

Sobre si ya se había reunido con el ex vicerrector Gabriel Torres Espinoza, uno de los dirigentes visibles del movimiento briseñista, aseguró que no lo había visto, pero que ya había entregado la dependencia y daba su clase normal en el Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH), “pero me parece muy positiva su actitud”.

 

El coletazo

  • Oficinas con más despidos: 50
  • Perdieron su chamba en la Coordinación de Servicio Social: 25
  • Despacho del rector general: 9
  • Oficina del abogado general
  • Otras: Dirección General de Medios, coordinaciones de Servicios Estudiantiles, de Servicio a Universitarios y la de Recursos Humanos, así como el Centro Universitario de Ciencias de la Salud
  • A los escogidos se les cita y se les presenta “un oficio de media cuartilla, sin audiencia, ni nada”, según el ex abogado general de la UdeG, Jorge García

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s