12 años con las mismas anomalías

Público
Paraninfo: Público

En la UdeG siguen las deficiencias administrativas observadas repetidamente por las auditorías privadas y la federal. Las recomendaciones han sido ignoradas sistemáticamente y prevalece la falta de controles

 

 

 

 

Esperanza Romero Díaz / Público, 22 octubre 2008

Por lo menos durante los últimos doce años, la Universidad de Guadalajara (UdeG) ha recibido reportes del auditor externo, privado y federal, con numerosas observaciones de carácter administrativo, contable y financiero, muchas de las cuales a la fecha persisten. Las recomendaciones han sido ignoradas sistemáticamente y prevalece la falta de controles.

 

En la única auditoría federal practicada a la casa de estudios, respecto a su ejercicio fiscal 1998, por la entonces llamada Contaduría Mayor de Hacienda (CMH) del Congreso de la Unión, ahora Auditoría Superior de la Federación, se emitieron 54 observaciones. Ese año se puso la lupa en las compras y las nóminas (Público, 6 de septiembre de 2000), conceptos del gasto que exigen mayor cuidado en el manejo de fondos públicos.

 

Las deficiencias en la elaboración, distribución y comprobación de las nóminas fueron el principal señalamiento de la CMH, ya que la mayor parte de los recursos que se destinan a la Universidad van a parar al pago de sus empleados. La revisión destacó a su vez la falta de transparencia en el manejo de los recursos financieros depositados en bancos; las compras ajenas al principio de austeridad y racionalidad, particularmente en la adquisición de vehículos; así como adjudicaciones cuando la ley obliga a realizar concursos.

 

De las notas del órgano fiscalizador de la federación emitidas hace una década, varias coinciden con las que el despacho privado Salles, Sáinz-Grant Thornton, SC, emitió respecto a la auditoría al ejercicio 2007. En el tema de nóminas se puede afirmar que prevalecen las deficiencias. El área de Recursos Humanos no cumple cabalmente sus funciones y la Dirección de Finanzas, tanto antes como ahora, maneja información que no es confiable, es imprecisa, falaz o no corresponde a la recabada por el auditor, según ha reconocido la empresa.

 

Tres meses después de que la UdeG tuviera conocimiento del pliego de observaciones de la instancia fiscalizadora del Poder Legislativo de la federación, en noviembre de 2000, el entonces rector general Víctor Manuel González Romero envió a la CMH de la Cámara de Diputados la documentación recabada para dar respuesta a las observaciones. En el discurso oficial se minimizaron, como ahora. Hace diez años se dijo que se trataba principalmente de anomalías administrativas o contables, sin dolo y sin daño al patrimonio.

 

Sin embargo, en 2000 se emitieron extrañamientos a funcionarios implicados en compras irregulares. Expertos señalaron que al auditor externo lo pueden ignorar flagrantemente, al auditor federal no. Aun así, de acuerdo con los datos de la instancia fiscalizadora, a 2001 no se habían solventado tres observaciones, relacionadas con varios contratos adjudicados sin concurso previo.

 

Este diario tiene reportes de las auditorías privadas realizadas a la UdeG por el despacho Flores Coronado, previas a la revisión del ejercicio 1997 hecha por la federación, donde se documentaron graves irregularidades. Buena parte de las sugerencias y las observaciones en el tema administrativo y contable son coincidentes.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s