Miscelánea de la indignación

Niños de la calle. Público
Niños de la calle. Público

Ese es el problema de la clase gobernante, siempre le parece que atender a los grupos sociales que salen a la calle a reclamar algo, es secundario, no es tan importante. Por eso el gobernador no recibió a quienes se quejaron del viaducto, a o los vecinos que luchan contra el proyecto de La Ciudadela, o a los pobladores de Temacapulín, por eso plantó a las tortilleras de Tala  

Ruben Martín / Público, 30 octubre 2008

 

Siempre hay temas para la irritación y la indignación, pero por alguna razón pareciera que se acumularon en los últimos días, como lo deja en claro esta desordenada lista: el regreso de Claudio Sáinz como contratista en el gobierno de Guadalajara, el cínico reparto discrecional de dinero en el Congreso del estado, la escandalosa liquidación a los consejeros electorales, el atraco al bolsillo de los contribuyentes que significa el nuevo esquema de financiamiento público a los partidos, la ampliación del contrato de beneficios a la empresa recolectora de basura Caabsa Eagle, el despojo de propiedad pública en Los Colomos, y la aberrante decisión del presidente municipal de Tala Cipriano Aguayo Durán de perseguir a las tortilleras de San Isidro Mazatepec.

Como cualquiera puede advertir, la lista no es exhaustiva, así que hay vastas fuentes para la irritación y la indignación de la gente frente a su clase gobernante. De entre esta miscelánea me gustaría comentar otros asuntos, no porque sean más importantes, sino porque son igual de indignantes.

Persecución a trabajadores de la calle. Está ocurriendo algo, desde mi punto de vista, muy grave. Se trata de la persecución del gobierno municipal de Guadalajara en contra de trabajadores de la calle, adultos y menores. El 16 de octubre Maricarmen Rello publicó en las páginas de este diario como un grupo de limpiaparabrisas que trabajan en Federalismo y Juárez están siendo hostigados por policías tapatíos, con el pretexto de que ensucian la vía pública. A uno de ellos lo detuvieron porque tiró una colilla de cigarro al piso, por “tirar basura”. A otra chica la acusaron de tomar alcohol en la vía pública. Al varón le cobraron una multa administrativa de 743 pesos, a la chica no le cobraron nada pero la dejaron sin trabajar y por tanto sin el sustento para sus familias. Ahora el ayuntamiento sale con el programa La calle no es vida, del DIF municipal que quiere convencer a la población para no dar dinero a los menores de edad con el pretexto de impedir que los niños corran riesgos. Además de no entender las necesidades de ingresos para varias familias, estas acciones de la autoridad municipal están enmarcadas en la pretensión de ir limpiando el centro de la ciudad de pobres para con el pretexto de los Juegos Panamericanos. Es la cara discriminatoria del panismo en el gobierno, como ya alguna vez lo hizo Francisco Ramírez Acuña.

Negocios privados con recursos públicos. Cada vez que la autoridad pública toma dinero de los contribuyentes para financiar negocios privados, me parece que hay motivos para la indignación. Y las últimas administraciones estatales y municipales son campeones en regalar dinero a grupos privados para que estos hagan negocio. Aquí algunos ejemplos: Puerta Guadalajara (regalando terreno y exentando impuestos), Museo Guggenheim, Torre Torrena (dejando que se use una vía pública para un particular), Expo Guadalajara, centro de exposiciones de Puerto Vallarta, Juegos Panamericanos, partida 4404 que regala dinero a fondo perdido a empresarios, entre otros. Los gobernantes dicen que es necesario invertir recursos públicos en negocios privados porque éstos creen empleos y paguen salarios. ¿Han mejorado las condiciones de vida en la entidad en los últimos años que se ha despilfarrado el dinero público en proyectos que buscan el lucro privado? No.

Emilio y sus desplantes. Emilio González Márquez ya tiene su nombre en una calle, en La Barca, pero al parecer no tiene palabra. La semana pasada se comprometió a recibir y atender a las tortilleras de Tala que padecen la persecución de un gobierno municipal torpe. Pero las dejó plantadas, ni siquiera se acordó que les había pedido tortillas y queso para comer en Casa Jalisco. Le pareció que era más importante asistir a una reunión en León con el señor Mouriño, titular de Gobernación. Ese es el problema de la clase gobernante, siempre le parece que atender a los grupos sociales que salen a la calle a reclamar algo, es secundario, no es tan importante. Por eso no recibió a quienes se quejaron del viaducto, a o los vecinos que luchan contra el proyecto de La Ciudadela, o a los pobladores de Temacapulín, a quienes ha plantado dos veces. Los de abajo siempre quedan en segundo lugar; para los de arriba los gobernantes siempre tienen deferencia, disposición, apertura en su agenda. Que queda quien saque sus conclusiones.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s