¿Conocen los medios al nuevo lector?

Los diarios se enfrentan a un nuevo lector que, de lejos, nada tiene que ver con la imagen de paciente ciudadano, capaz de esperar días, semanas o meses para ver su carta de rectificación, comentario, queja o denuncia publicada en la llamada página del lector, ese espacio que los medios inventaron con la finalidad de darle voz a la audiencia y que pronto se convirtió en la editada selección de lo que el consejo editorial tuvo a bien considerar importante, útil y prudente.

El lector de hoy, ese al que los periodistas todavía no acabamos de conocer, está en los medios digitales –ya sabemos como caen las ventas y la publicidad de las ediciones en papel- llamándonos la atención sobre lo que estamos haciendo mal o lo que debemos mejorar. Pero no solo eso: este nuevo lector es capaz de marcar la agenda, de crear un blog para publicar lo que el diario le negó, de anunciar en Facebook sus angustias en busca de apoyo, o de twittear el otro lado de la noticia, el lado del que el periodista de escritorio no se enteró o prefirió ignorar.

El lector de hoy genera sus propias noticias (el caso de los heladeros en Perú es apenas un ejemplo), y espera que los medios pongan los ojos en esos temas que la agenda prestablecida no incluye. Así, las redes sociales se han convertido en una poderosa fuente de información que los periodistas tradicionales consideran apenas un espacio de ocio. El éxito de los blogs y del mentadísimo periodismo ciudadano son un reflejo de cómo los medios dejaron de sintonizar con la audiencia y su afán de participar.

Entendiendo esta lógica, los diarios on line han abierto espacios a los lectores a través del comentario o la rectificación como lo muestra la foto de esta nota de ABC.es, que por cierto no es el único diario que lo permite. Casi todos han incluido la posibilidad de comentar y valorar. Hay comunidades de lectores con blogs, en ElPaís.com, o espacios de expresión con recursos multimedia como lo viene haciendo El Colombiano en su sección Tips. La tendencia es que los diarios ingresen a las redes sociales para buscar a ese lector que se les quiere escapar. Las noticas ya no se quedan en el portal, hoy se pueden compartir a Twitter, Facebook, o llevarse a Delicious.

Los modelos de comunicación se piensan para lectores que producen y consumen. El famoso término “prosumers” que impacta y sorprende, y al que algunos periodistas todavía miran con recelo. El lector de medios digitales está más y mejor informado de lo que muchos de nosotros creemos.

 

Lo que piensan los periodistas

Cuatro periodistas opinan sobre los nuevos lectores: Eileen Truax, periodista mexicana de La Opinión de los Estados Unidos y blogger, afirma que internet ha revolucionado la manera en la que el lector interactúa con el medio de comunicación.

“Internet ha hecho que esta comunicación sea más rápida, y que exista la percepción de cercanía ante la posibilidad de respuesta inmediata por parte del editor. Incluso esta parte, la comunicación circular (lector-editor-lector), es un cambio importante en la dinámica de consumo de la información con respecto al esquema tradicional. Y sí, sin duda, este nuevo esquema permite que el lector aporte información para la generación de nuevas noticias”.

Truax afirma que la dinámica del medio “se ve influenciada por el lector en línea. Antes de la era on line era impensable que un diario como La Opinión publicara en inglés, el español era su signo. Hoy, a través de internet,  hay otras audiencias que se enteran del perfil de la publicación y que desean acceder a esa información, porque los temas que aborda el diario no son tocados por el los medios del mainstream en inglés; sin embargo, en muchas ocasiones estas nuevas audiencias no dominan el español. A través de la edición on line hoy una nueva gama de lectores tiene acceso a traductores en linea, a links para ampliar la información, y desde luego, a dejar sus comentarios”.

El periodista argentino Matías Maciel, autor del blog Entretanto, opina que la posibilidad de acceder a distintos medios de manera gratuita ha permitido al lector multiplicar sus fuentes de información, de manera que puede cotejar y comparar. Pero, advierte, el caudal informativo en internet puede terminar por desviar la atención de los lectores menos entrenados a contenidos superfluos.

Maciel apunta que el lector tiene ahora una enorme libertad para elegir lo que lee, pero ello no necesariamente significa que decida los contenidos de los medios periodísticos: “Creo que los aportes de los lectores no son mucho más significativos que antes en los grandes medios, aunque sí en las nuevas plataformas de comunicación, como blogs o redes sociales en internet”.

Pedro Rivas, editor de la agencia de noticias de la Gerencia de Medios Digitales del grupo El Comercio de Perú, indica que tras el ingreso de los diarios a internet, el rol del lector cambió radicalmente. “Recuerdo las clases en la Universidad en la que nos enseñaban esta relación unidireccional y de uno a muchos entre el medio y el público, pues eso ya no es así: ahora no sólo es multidireccional sino de muchos a muchos, lo que a veces descoloca a los medios tradicionales”. En Perú la participación de los usuarios aún es poca:

“Sólo por poner de ejemplo los comentarios a noticias, una nota muy comentada puede llegar a tener 500 participaciones. Si comparamos esa cifra con la cantidad de usuarios al día, queda muy corta. Sin embargo, creo que la participación de los usuarios irá creciendo, por lo que será necesario incorporar equipos encargados de gestionar la misma”.

La periodista española Marta Sáenz, autora del blog No es noticia, y responsable de contenidos on line del Grupo Antevenio, sostiene que con la llegada de internet, el lector se ha vuelto más exigente teniendo en cuenta la cantidad de herramientas a las que tiene acceso y que maneja en su navegación por la red.

“Creo que el nuevo lector consume mucha información, pero de forma mucho más light de lo que lo haría en el medio impreso, por eso necesita información acorde a sus intereses, información práctica (los blogs se han convertido en una importante fuente de información) y, sobre todo, información inmediata (Twitter es la herramienta ideal para ello)”.

Sáenz explica que la adaptación de los periodistas a este nuevo escenario es fundamental, tanto en formatos, como en temas.

“Y esta va a ser la batalla principal que nos va a tocar lidiar. Con el surgimiento de los blogs, se ha extendido la creencia de que ‘cualquiera’ puede escribir y esto no es cierto. Igualmente, muchos periodistas inamovibles de los medios off line se han instalado en la idea de que con internet se pierde el rigor informativo, cosa que tampoco es cierta”.

El reto

“El periodismo tradicional no le habla a los ciudadanos, le habla a los mundos del poder y de la influencia, no a los ciudadanos”, sentenció Gumersindo Lafuente en 2006. Son los blogs, los sitios de periodismo ciudadano y ahora las redes sociales las que están ‘enganchando a la gente’. Los medios comienzan a darse cuenta, pero no hay tiempo que perder. Es hora de cambiar nuestra manera de construir la noticia, de transformar nuestra forma de buscar fuentes y de dirigirnos al lector, admitiendo sin arrogancias que él (el lector) también nos puede corregir la nota.

* La autora: nació en Lima, Perú, en 1974. Es editora de la sección Ciudad del diario Perú.21, columnista de sexo y blogger. Sigue un master on line de periodismo digital en el Instituto Universitario de Posgrado, en España, e investiga medios digitales. Blogs: Íntimo | Periodismo.

Fuente: http://www.tintadigital.org/2009/04/06/%c2%bfconocen-los-medios-al-nuevo-lector/ 

***

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s