El negocio de los blogs, una opción laboral para los periodistas en paro

Cynthia Alva / Expansión.com (España) 23 abril 2009 , por

El fenómeno de los blogs se ha convertido en Estados Unidos en una opción laboral y una fuente de ingresos para miles de personas que cuentan con un ordenador, acceso a internet y una opinión sobre algún tema de interés.Según datos de ‘Wall Street Journal’, en EE.UU. existen 20 millones de blogueros, de los cuales 1.7 millones obtienen beneficios económicos por su trabajo, mientras que 452.000 han hecho de este nuevo oficio su principal fuente de ingresos.

La mayoría de los blogueros son profesionistas bien cualificados: tres de cada cuatro ostenta un título universitarios. “Si la prensa representa el cuarto poder, los blogs son el quinto”, menciona el diario estadounidense.

Este fenómeno social y cultural, que comenzó para algunos como un pasatiempo y para otros como una especie de “colaboració virtual”, se ha convertido en toda una nueva oportunidad para hacer negocios, no sólo para los medios en la web, los periodistas o los profesionales que trabajan en la industria de la información, sino para empresas que cada vez dependen más de la opinión de un bloguero como estrategia de marketing. Un bloguero puede ser contratado como “portavoz virtual” para opinar y promover una marca.

El 2 por ciento de los blogueros, que obtienen un beneficio económico por colgar su opinión en la red y son capaces de generar en promedio 100.000 visitas mensuales a su blog, alcanzan a percibir un ingreso de 75.000 mil dólares al año.

En general, un buen post está cotizado en el mercado estadounidense entre los 75 y 200 dólares. Hay los que comienzan ganando 80 dólares, pero existe un subgrupo de blogueros profesionales que trabaja para grandes empresas como consultores o escritores de opinión y pueden ganar entre 45.000 y 90.000 dólares en un año.

Para que un blog sea rentable, no sólo debe ser original, también debe contar con un modelo económico de publicidad on-line. Las ganacias de un blog mantienen una relación proporcional con el número de “clicks” que un consumidor hace en la publicidad.

Si bien esta nueva profesión se ha convertido en la válvula de escape ante la crisis para algunos periodistas, escritores o profesionales, también presenta desventajas a nivel laboral.

Los blogueros no cuentan con ningua prestación social, trabajan muchas horas frente al ordenador (lo que puede dañar su salud), son considerados trabajadores “freelance” y como tales no percibe los beneficios que las empresas otorgan a sus otros empleados y no pagan impuestos (lo que para muchos es más una ventaja).

Lo cierto es que esta nueva industria, cuyas barreras de entrada permiten a cualquiera ser parte del negocio, está remplazando a la oleada de periodistas sin empleo que han sido despedidos por la prensa de papel. “Esta nueva fuerza de trabajo que publica su opinión en línea, está en expansión y pronto remplazará a otras profesiones”, opina el ‘WSJ’.

con información del ‘Wall Street Journal’

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s