Diarios abiertos, pero de pago

the wall streetJUAN VARELA / SOITU.ES, 10 septiembre 2009
MADRID.-  ¿Quién será el mayorista de la nueva era de la prensa de pago en internet? Once empresas luchan por imponer sus sistemas entre los diarios y los medios norteamericanos. Nuevas compañías como CircLabs o Journalism Online se enfrentan a gigantes como Google o Microsoft por dar a los medios la solución a la crisis económica de la prensa. Nadie quiere quedar fuera de un nuevo negocio: proveer a los medios digitales de los ingresos necesarios para sostenerse.
La Newspaper Association of America, la asociación de editores de diarios, ha enviado a sus asociados el informe resultado de una investigación sobre los mejores proveedores para el futuro modelo híbrido —pago y publicidad— de los medios online. Una reinvención digital del modelo de negocio tradicional de la prensa. Sistemas que prometen soluciones para convertir la información en internet en un negocio sostenible. Y de paso, un cambio radical en la forma en la que los internautas acceden a la información, si es que se pone en marcha.

La era de la abundancia no dará paso a la escasez, pero el gratis total tiene los días contados cuando los grandes medios anuncian su intención de ampliar sus contenidos de pago. Los nuevos modelos de negocio propuestos coinciden en:

  • Instaurar un modelo de pago por contenidos.
  • No cerrar el acceso a los medios para la búsqueda e indexación de sus contenidos. “Abierto no significa gratis”, recuerda la propuesta de Google.
  • Crear un mercado digital con una suscripción general para acceder al contenido de varios medios.
  • Acceso a contenidos concretos mediante micropagos.
  • Encarecer la publicidad de los medios afiliados.
  • Identificar y personalizar los servicios y contenidos para los abonados.
  • Defender los derechos de autor y controlar las citas y enlaces de sus contenidos por buscadores, agregadores, blogs, etc. a través de licencias y contenido sindicado (de pago).

Si cualquiera de esos modelos se pone en marcha será un cambio radical para el negocio de los medios y el consumo de noticias en la web.

  • Usuarios con matrícula y pago al día. Los usuarios tendrán que registrarse y suscribirse para acceder a contenidos que deben ser suficientemente valiosos para que consumidores largo tiempo acostumbrados a la gratuidad vuelvan a pagar. Ninguna de las propuestas confía en los micropagos exclusivamente y defienden la suscripción colectiva.
  • Búsquedas, sí; pero con restricciones. Los sistemas propuestos permiten a los buscadores indexar los contenidos y a los usuarios acceder a los artículos, pero con restricciones para su lectura (por frecuencia, cantidad, micropagos, etc.)
  • Navegación más restringida. Los usuarios tenderán a navegar más tiempo por los medios de su abono. Aumentará, o eso esperan los medios, el tiempo de permanencia en los sitios de pago y las páginas vistas.
  • Un nuevo modelo más cerrado para compartir contenidos. ¿Cómo compartirán contenidos los usuarios cuando el flujo social y las recomendaciones son cada día más importantes? Una opción inmediata es que los usuarios sólo puedan compartir contenidos protegidos por el muro de pago con quienes también sean abonados. Pero los medios y los creadores de los sistemas de pago trabajan también en la identificación de potenciales clientes con estrategias freemium (una parte gratis y el resto de pago). Pero también hay quien defiende una licencia para el uso de esos contenidos que deberían pagar las redes sociales, agregadores, buscadores, etc.
  • Aumento de la eficacia y el precio de la publicidad. Con usuarios registrados, realmente interesados en la información y fieles a sus medios, aumentará el precio de la publicidad. La mayoría de los sistemas proponen además gestionar la publicidad de los medios afiliados.
  • Los medios pierden el control de la difusión y distribución de sus contenidos. Fin del control de la distribución. Los sistemas pago serán los propietarios de los contratos y los datos de los abonados. De ellos dependerá la posición, promoción y relevancia de los contenidos de esos mercados digitales en algunas plataformas que incluyen extensiones en los navegadores para recomendar contenidos a los suscriptores.
  • Y gran parte del control de la publicidad. La mayoría de las soluciones propuestas incluyen la gestión integral de la publicidad —anuncios gráficos, contextuales, etc.— por los nuevos sistemas de comercialización.
  • Internet dividida con muros: gratis (redes sociales) y de pago (paywalls). Crecerá la división de internet entre contenidos gratuitos y de pago. Mercados diferentes con distintos perfiles de usuarios y una especialización de oferta y consumo que alterará la originaria concepción global de la Red y estimulará la creación de comunidades más pequeñas y posiblemente endogámicas.

Los diarios llevan mucho tiempo quejándose del dominio de Google, Yahoo o Microsoft en internet. El nuevo sistema creará nuevos mayoristas con gran dominio de la distribución y comercialización de los contenidos. Por eso tanto Google como Microsoft han presentado sus ofertas. El primero tras las propuestas de paz hechas por su consejero delegado, Eric Schmidt, a los editores de diarios. El segundo, para no quedarse atrás, a pesar de no tener un sistema preparado. Pero promete desarrollarlo enseguida.

¿Volverán los medios a echarse en manos de los grandes de internet? Si es así quizá vuelvan a caer en los errores del pasado, a pesar de que una auténtica gestión en red podría eliminar algunos peligros. Pero a nadie le gustará volver a caer en manos de Google tras haber experimentado su dominio de internet.

La propuesta del buscador a partir de Google Checkout, su plataforma de pago, es una de las más ambiciosas e integrales. A muchos ejecutivos de medios les recordará los enfrentamientos por Google News, pero también las duras negociaciones con las centrales de medios o los quiosqueros.

¿Quién ganará la carrera por ser el mayorista de la información? En manos de los medios está entregarse de nuevo a los proveedores de tecnología o desarrollar sistemas propios y colectivos. Un empeño en el que históricamente han fracasado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s