Panismo incompetente

Cifras alegres: Cartón de HernándezRubén Martín / Público, 2 diciembre 2010

El Partido Acción Nacional (PAN) cumplió ayer diez años que llegó al poder federal, y los dos mandatarios blanquiazules (uno que ganó limpiamente y otro no) se han apresurado a festejar que el país está mejor ahora que cuando el PRI dejó Los Pinos.

Según Vicente Fox, “sólo los ciegos o los necios no quieren ver” los logros panistas. En tanto, Felipe Calderón promueve un decálogo, mediante una intensa campaña publicitaria, para tratar de convencer a la población que durante los gobiernos del PAN se ha mejorado en todos los rubros. Esta es la visión alegre de foxilandia, las cuentas alegres del calderonismo.

Pero el país está peor que nunca y de ello dan cuenta varios indicadores. Solo para empezar con la cifra más macabra: en cuatro años de calderonismo han muerto cerca de 29 mil personas en la obtusa “guerra contra el narcotráfico”, esta empecinada estrategia de fuerza pública en contra de la delincuencia organizada.

El país es más inseguro, los delitos se han diversificado, la corrupción de miembros de las fuerzas públicas se ha extendido y la complicidad de gobernantes con los delincuentes está más enmarañada que antes.

Tanto Fox como Calderón llegaron al poder despotricando en contra del PRI, pero políticamente se han servido de la vieja estructura de poder priista para seguir gobernando (petroleros, Elba Esther Gordillo, gobernadores que metieron votos a favor de Calderón); y económicamente han seguido a pie juntillas el mismo modelo económico neoliberal que impusieron los tecnócratas priistas hace 25 años.

En consecuencia, el saldo social ha empeorado. Hay varios indicadores: siete millones de jóvenes que no estudian ni trabajan, y que en cambio es el ejército laboral de reserva del crimen organizado. Cada vez son más frecuentes los testimonios de jóvenes que prefieren trabajar para el narcotráfico en vez de meterse a una fábrica por 90 o 100 pesos diarios.

El mundo laboral, en un tiempo un mundo de vida que daba sentido estabilidad y proyecto de vida para la mayoría de los trabajadores, se ha convertido en un infierno para la mayoría.

El saldo laboral de los gobiernos panistas es una de las mejores pruebas de su incompetencia, pues prometió mejorar la calidad de vida de los mexicanos y en cambio, la ha empeorado.

Excepto las familias ricas, la clase media alta, los que viven de la política o los que mandan en el narcotráfico, el resto de los mexicanos deben trabajar cada vez más para costear su subsistencia.

Sirva como ejemplo el precio de las tortillas: En 1982 se podían comprar 26.5 kilos con un salario mínimo; en 1994 20.3 kilos; al arranque de Fox 6.9 kilos de tortilla; ahora en el cuarto año de Calderón, apenas se compran cinco kilos de “gordas” de maíz con un salario mínimo diario. Prueben este ejercicio con otros productos: jitomates, aceite, bolillos, leche…

Pero no todos salen perdiendo en este periodo: México se ha convertido en una fábrica de hacer ricos. Al arrancar el sexenio de Fox, había trece mexicanos en el listado de los multillonarios de la revista Forbes con una fortuna total de 24.9 mil millones de dólares (mdd); al terminar el sexenio foxista había diez familias con una fortuna de 50.8 mil mdd. El primero año de Calderón, la fortuna de los multimillonarios mexicanos llegó a 74.1 mil mdd. Ahora en 2010, la riqueza de Slim y otros ocho asciende a 90,300 mil mdd.

Otros que se han beneficiado del panismo… los propios panistas. No será errado suponer que al menos unos 20 mil cuadros medios y altos del PAN han aumentar sustancialmente sus ingresos, su patrimonio y hasta sus riquezas. Véase el salto en el patrimonio de Fox, Calderón y César Nava en los últimos días años y comparece con la evolución del ingreso promedio para todos los mexicanos.

Dice Calderón que ahora al menos hay democracia. Vaya cinismo de alguien que llegó bajo acusaciones de fraude y de apoyo del Estado a su favor. Además hay que resaltar la gran cantidad de despojos que hay en el territorio mexicano y cómo han vuelto la represión abierta, los presos políticos y la criminalización de la protesta social.

En diez años el país está peor. El saldo: 96 por ciento de los mexicanos cree que es necesario un cambio profundo en el país (El Universal, 20 noviembre 2010).

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s