Travestismos y alianzas políticas bizarras

Jesús Ortega (PRD) y César Nava (PAN)

Rubén Martín / El Respetable,  14 febrero  2011

La argamasa con la que se sostiene el sistema político mexicano está fabricada con dosis de porquería, cinismo, incongruencia y ambición pura por el poder. Hay decenas de ejemplos del pasado remoto que ayudan a sostener lo anterior, pero lo que ha ocurrido recientemente ofrece ejemplos muy claros de travestismo y de las alianzas políticas bizarras que están marcando la política nacional.

El 30 de enero el PRD “ganó” las elecciones en Guerrero con un político priísta, Ángel Aguirre Rivero. De última hora, el candidato del PAN se sumó al ex priísta que postuló el PRD. Así, el PRD “mantiene” la gubernatura de Guerrero gracias a un candidato que no postuló el PRI.

El domingo 6 de febrero ganó en Baja California Sur la elección para gobernador Marco Covarrubias Villaseñor, quien era diputado federal del PRD pero que al no obtener dicha candidatura compitió bajo las siglas del PAN. De modo que en Baja California Sur gobernará un “perredista” con piel blanquiazul.

Lo que ocurrió en el estado bajacaliforniano es un buen laboratorio del desmadre en el que está envuelta la clase política profesional, pues además de la desbanda del candidato ganador, el primer gobernador perredista de esa entidad (quien antes había militado en el PRI), Leonel Coto Montaño primero llamó a votar por el PAN y al final pidió el voto para los candidatos del PRI. Ah, y además fue candidato del Partido Nueva Alianza a la presidencia municipal de Los Cabos.

En las elecciones estatales de 2010 también se dieron varios casos de esta descomposición partidista. En Sinaloa y Puebla, los candidatos ganadores, Mario López Velarde y Rafael Moreno Valle respectivamente, provenían también de las filas del PRI.

En Zacatecas, como se sabe, el PRI ganó la Gubernatura gracias a una división del PRD que era el partido gobernante. De hecho, el hermano del ex Gobernador perredista (que antes militó en el PRI) Ricardo Monreal Ávila, de nombre David, fue el abanderado del Partido del Trabajo.

Como otro claro ejemplo de este travestismo político, el ahora gobernador de Zacatecas, Miguel Alejandro Alonso Reyes, militó en el PRI de 1992 a 1998, renunció para adherirse al PRD, partido que lo llevó a la alcaldía de Zacatecas y al Congreso del Estado. En febrero de 2009 abandonó el PRD y volvió al PRI.

Hay ejemplos de unos años atrás: en las elecciones federales de 2006, el PRD prácticamente prestó su registro para que decenas de políticos de otros partidos, especialmente del PRI, fueran postulados como candidatos al Senado.

En fin, ya no ponemos más ejemplos para no aburrir, además no ajustaría el espacio para poner todos los casos de políticos que saltan de un partido a otro con el único propósito de seguir en el poder.

Los ejemplos mencionados dejan en claro la descomposición de los partidos mexicanos pues se ha vaciado por completo su figura como supuestas vías para que los ciudadanos accedan al poder y han van quedando como meros aparatos para la reproducción de los beneficios de la clase política.

No hay ideología ni plataformas definidas y congruentes, hay un mero discurso para justificar sus alianzas bizarras y el mero afán de quedarse con un hueso. O, ¿de qué otro modo pueden justificar las dirigencias nacionales del PAN y del PRD que ahora vayan coaligados en varias elecciones cuando apenas hace cuatro años sus candidatos presidenciales dividieron políticamente a los electores? ¿Ya se les olvidó a los perredistas que el “espurio” les robó las elecciones? ¿Ya olvidaron los panistas que Andrés Manuel López Obrador era un peligro para México?

¿Con qué cara piden el voto al ir aliados electoralmente si dicen que sus políticas públicas son antagónicas?

Todo se reduce a una mera lucha por el poder, pero lo que no alcanzan a ver en la clase política profesional es lo que miramos todos desde fuera: la descomposición de los partidos y junto a ello, la descomposición del sistema político mexicano que cada vez es menos legítimo a ojos de la mayoría de la población.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s