Los primeros pasos de Peña Nieto

ImagenRubén Martín / El Economista, 17 septiembre 2012

Enrique Peña Nieto construyó su discurso de campaña sobre la promesa de mejorar el ingreso de los trabajadores del país. Baste recordar sus propuestas lanzadas en el segundo debate así como la última andanada de spots electorales para darse cuenta de que el candidato presidencial priista lanzó como eje central de su mensaje de que con él, se crearían empleos, formales y bien pagados.

Francamente no creo que Peña Nieto haya considerado esa promesa originalmente como eje de su campaña, y uno puede deducir que fue el resultado de encuestas y focus group elaborados por sus asesores. Como sea, fue una promesa que lanzó el candidato priista, hoy declarado presidente electo a pesar del rechazo e impugnación en su contra de una parte significativa de sociedad mexicana.

Recuerdo esa promesa de Peña Nieto ahora que tiene poco más de dos semanas ya con la investidura de presidente electo y porque sus primeros pasos de su agenda de trabajo, parecen indicar otra cosa.

Salvo el primer encuentro que tuvo en Durango, el jueves 6 de septiembre, con pobladores y campesinos donde dijo que combatiría la pobreza a fondo, el resto de la agenda indica la atención a los temas y propuestas del sector empresarial, de los grupos dirigentes del país, de la clase política y de los organismos internacionales.

Veamos: el martes 4 de septiembre, designó y presento a su equipo de transición; al día siguiente acudió al primer informe del gobernador mexiquense Eruviel Ávila, evento al que asistió la clase política priista en pleno, y que hizo que algunos cronistas recordaran las viejas épocas de la cargada priista; el jueves 6 de septiembre ocurrió el encuentro en Durango donde se comprometió “a combatir de raíz la pobreza”. El lunes 10 de septiembre presentó por la mañana la iniciativa para fortalecer transparencia en el país y a mediodía sostuvo una reunión con “500 personas de alto perfil” convocadas por la revista Líderes Mexicanos. Al día siguiente se reunió con la directiva de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) encabezada por el mexicano José Ángel Gurría para firmar la “declaración de intenciones” para el establecimiento de un Acuerdo Marco de Colaboración Estratégica entre México y ese organismo que reúne a las naciones capitalistas más industrializadas. El martes 12 de septiembre Peña Nieto se reunió con los gobernadores del Partido Acción Nacional (PAN) y con su dirigente nacional Gustavo Madero. La actividad principal del jueves 13 septiembre fue la reunión con el Consejo Mexicano de Hombres de Negocios (CMHN), que reúne a los propietarios y directivos de las 37 empresas más fuertes del país. Esa misma tarde Peña Nieto tuvo la tercera reunión con el presidente Calderón y sus respectivos equipos de transición.

En resumen, los primeros pasos parecen indicar que Peña Nieto está privilegiando la atención a las demandas y los intereses del sector empresarial y de los grupos dirigentes del país. No solo eso, ya se comprometió con la OCDE a impulsar políticas públicas sugeridas por ese organismo internacional. Es cierto que un presidente sostiene en su discurso que tiene que gobernar para todos, pero en este caso parece estar privilegiando las peticiones de la iniciativa privada del país y la agenda derivada del Consenso de Washington. Si Peña Nieto y su equipo tuvieran intención de priorizar políticas de ingreso sostenido de los trabajadores así como el combate real a la pobreza, tendría que demostrarse incluso en su agenda y en sus primeros pasos. Pero no ha sido así.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s