Morena y las viejas formas de hacer política

Inconformidades en el Congreso de Morena el 27 de octubre. Foto: Arturo Campos Cedillo, La Jornada Jalisco

Rubén Martín / El Respetable,  29 de octubre 2012

El sábado 27 de octubre se celebró el congreso estatal del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en Jalisco, pero no concluyó debido a un zafarrancho en el que distintos grupos se acusaban de alterar los resultados.Ante el incidente, el Congreso debió entrar en receso. Antes, se declaró como presidente de Morena en Jalisco a Humberto Ortiz, quien venció a Tulio Rosas y a Eduardo Bistrían. Sin embargo, el ganador no pudo tomar protesta.

Debido al incidente, Andrés Manuel López Obrador canceló su asistencia al congreso, que iba a clausurar despúes de tomar protesta al ganador. Como suele ocurrir en todo conflicto político, hay distintas versiones de lo ocurrido. Quienes impugnan a Humberto Ortiz lo acusan de que se llevó a una “cargada” de militantes del Partido de la Revolución Democrática (PRD) e incluso de la Federación de Estudiantes de Guadalajara (FEG). A quienes protestaron se les acusó de dar portazo, sin embargo en redes sociales algunos participantes en esta protesta lo negaron y se identificaron como miembros legítimos de Morena.

Por donde quiera que se le mire, Morena nace mal como agrupación política en Jalisco. Muy mal para una agrupación que tiene como objetivo central transformar la vida política de México y quitarle el poder a la “mafía que controla el país”.

Como se sabe, Morena es la agrupación política más próxima a López Obrador. Surge de las bases más identificadas con el movimiento político que encabeza el tabasqueño y quienes lo han seguido en las dos luchas por la presidencia de la república.

Morena tiene sus antecedentea en los colectivos que se organizaron par defender a López Obrador del desafuero que le quería imponer el entonces presidente Vicente Fox Quesada, al entonces jefe de gobierno del Distrito Federal en 2004.

Morena se nutre de las bases que apoyaron la campaña lopezobradorista de 2006 y fueron quienes se movilizaron en contra del fraude electoral mediante el cual se impuso como presidente a Felipe Calderón. Tras la imposición de Calderón y tras el repliegue de los Chuchos, quienes controlaban el PRD, López Obrador empezó a armar su propia estructura organizativa. En 2008 tomaron el nombre de Movimiento Nacional en Defensa del Petróleo, cuando Calderón presentó iniciativa para reformar Pemex y en 2010 se cambió el nombre a Movimiento Nacional en Defensa del Petróleo y la Economía Popular.

Esta estructura organizativa tomó el actual nombre de Morena en marzo de 2011, cuando AMLO se preparaba para buscar por segunda ocasión la candidatura presidencial.

Arisco tras el papel que el PRD y los partidos que lo apoyaron jugaron en 2006, AMLO descargó su confianza en la estructura de Morena. Creyó que su implantración en todos los estados y municipios del país y su aterrizaje en casi 40 mil comités seccionales iban a ser suficientes para darle el triunfo. No fue así o al menos consiguió un triunfo tan contundente que sus adversarios no pudieran impedir.
Tras desconocer el triunfo de Enrique Peña Nieto, López Obrador anunció su separación del PRD y apostó por transformar a Morena en su propio partido. Aunque en la convocatoria a discutir el futuro de Morena se dejó la alternativa si continuaba como un movimiento o se convertía en partido político, fue evidente desde un inicio que AMLO quería un partido.

Tras esta decisión hay un pensamiento que se nutre tanto del liberalismo, como de los partidos vanguardistas de la izquierda. Piensa en términos liberales que la voluntad mayoritaría de los ciudadanos expresada en las urnas lo llevará al poder, y piensa en términos leninistas que un partido organizado puede conducir a ese pueblo organizado a esa meta de alcanzar el poder.

Pero como se revela en lo que ocurrió en Jalisco y en otras entidades donde se ha denunciado participación de personas cercanas a AMLO (incluso familiares) en las tareas de dirigencia, todo indica que Morena se está construyendo con viejas formas de hacer política que vislumbran un partido más que entrará al juego del cada vez más desprestigiado sistema político, en lugar de convertirse en una fuerza política que apueste verdaderamente por el cambio social.

Las formas de hacer política que reproducen dirigentes y dirigidos, que considera a los sujetos como masas a las qué dar línea y dirigir, que niega una real y profunda discusión sobre su futuro, que reproduce formas de hacer política deleznables como los acarreos, que se organiza bajo los ritmos que le imponen el sistemas electoral para conseguir registro y financiamiento público, son indicios que vislumbran una organización con nueva denominación, pero investida de las viejas formas de hacer política.

A estar alturas de la emancipación social debería quedar claro que una agrupación que pretende el cambio social de fondo, no puede fundarse sobre las formas liberales, vanguardistas e instrumentales de hacer política.

Es una lástima para cientos miles de personas que de modo auténtico y por convicción han seguido a AMLO y han efectuado diversas acciones políticas para cambiar el país. Tristemente, las formas de hacer política que se les están imponiendo los llevan a una elección más, no al cambio de fondo del país.

Anuncios

3 comentarios en “Morena y las viejas formas de hacer política

  1. Rubén lo felicito por su capacidad de análisis y de sintesis. Pienso lo mismo que usted. Existe el riesgo de que Morena sea como cualquier partido corrupto, pero nosotros, debemos seguir el ejemplo honesto del líder y ponernos, repito, nosotros, a su altura. Él ya hizo su tarea; ahora nos toca a nosotros aprender nuevas formas de hacer política, avanzando y retrocediendo, pero sin dejar de caminar. Ya estamos echados para adelante y ahora lo que tenemos que hacer es cuidar a nuestro retoño. Es nuestro futuro instrumento de lucha. La responsabilidad es de nosotros. Morena igual que un niño aparenderá a caminar observando y copiando, pero después si se empeña podrá caminar a su propia manera.

    Un saludo para usted y mucha salud y trabajo.

  2. Es una síntesis que en mi opinión es muy cercana a la realidad de MORENA Jalisco. Yo la veo de igual forma. Y como delegado distrital NUEVO (distrito 12 Tlajomulco, El Salto, Tlaquepaque) llegué sin pertenecer a un grupo encontrando que en la asamblea se dio una elección concertada entre un bloque firme de 2 o 3 grupos y otro bloque menos compacto de mas grupos.
    Lo peor es que la asamblea estuvo convocada y dirigida justamente como dice Rubén Martín “reproduciendo la relación dirigentes-dirigidos, la masa con línea”.

    Mi esperanza es que veo a muchos que no son “masa” y permaneceré en MORENA con la esperanza de que esos seamos mayoría a largo plazo. Por eso busqué ser secretario de Formación Política con un programa destinado a formar personas libres en la idea de Paulo Freire y Noam Chomsky.

    Haber elegido personas sin proyecto y sin debate, sin prensa presente, es algo que MORENA debe cambiar porque si no lo hace ni siquiera será una fuerza electoral, mucho menos una transformadora de la debacle nacional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s