El Congreso, un caramelo para el grupo UdeG


Raúl Padilla.

Rubén   Martín / El Respetable, 11 noviembre 2012

Mientras Aristóteles Sandoval paseaba por Estados Unidos, mientras los legisladores del Partido Revolucionario Institucional (PRI) daban por descontada su mayoría electoral en el estado y en el Congreso local, mientras Acción Nacional rumiaba su derrota, y mientras Enrique Alfaro y Movimiento Ciudadano festinaban sus cinco diputados, el jefe del grupo político de la UdeG, Raúl Padilla López, se dedicaba a hacer lo que sabe: grilla y política, combinada con astucia.

Y de ese modo, sin esperarlo, le cayó como un caramelo a un niño, el control del Congreso del Estado de Jalisco en la LVI Legislatura.

No puede leerse de otro modo la designación de los cargos administrativos en el Congreso local y el reparto de comisiones legislativas.

Con apenas dos diputados, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) se quedó con el nombramiento del secretario General del Congreso y la presidencia de la Comisión de Administración.

Ambas son posiciones claves para el manejo administrativo, de personal y financiero del Congreso del Estado. ¿Cómo con apenas dos de 39 diputados que integran el Congreso de Jalisco el grupo UdeG que encabeza Raúl Padilla consiguieron esos espacios?

Se fueron tejiendo varios hechos en los últimos meses y días. Uno de los más importantes es que del acuerdo político entre Raúl Padilla y Aristóteles Sandoval se extrajo la conclusión errónea de que los dos diputados locales del PRD caminarían en alianza de facto con la bancada del PRI, antes que con las bandas de Acción Nacional (PAN) y de Movimiento Ciudadano (MC). Ya se vio que no fue así.

Resulta que justo los dos diputados del PRD lo convierten en la fracción bisagra. PRI y PVEM suman 18 diputados, PAN y MC suman 19 diputados; los dos legisladores del PRD pueden dar la mayoría a cualquiera de los dos bloques. Hecha esta lectura, en el grupo UdeG se sacaron las cuentas correspondientes y ofrecieron sus dos votos al PAN y MC para integrar un “bloque anti-PRI”. La propuesta del PRD sorprendió a los diputados panistas y alfaristas y se confiaron.

Entonces llegó el momento de las designaciones y el grupo UdeG, a través de su fracción, pusieron a Marco Antonio Daza Mercado como secretario General del Congreso. Daza Mercado tiene una trayectoria académica impecable, pero también claras relaciones de dependencia política. Es indiscutiblemente del grupo UdeG a través de una relación incondicional que tiene con Gustavo Cárdenas Coutiño, director de Finanzas de la UdeG y el principal operador financiero de Raúl Padilla.

Además, por segunda legislatura consecutiva, el PRD (es decir el grupo UdeG) preside la comisión de Administración del Congreso: Raúl Vargas López en la LIV y Celia Fausto Lizaola en la actual, y hay que destacar el papel relevante en el manejo del congreso que tuvo Samuel Romero Valle en la LVIII Legislatura.

En el reparto de las direcciones en el Congreso del Estado, el PRI salió perdiendo frente al bloque PAN-MC-PRD, pues áreas decisivas quedaron en manos de Acción Nacional (en concreto con allegados a Hernán Cortés y Miguel Monraz) e incluso en funcionarios cercanos a Enrique Alfaro, como es el caso de Agustín Araujo Padilla, ex contralor de Tlajomulco y quien será director de Administración y Recursos Humanos.

Pero el acuerdo del bloque anti-PRI no es únicamente para el reparto del control administrativo del Congreso; igual o más importante es el reparto de decisiones futuras, como es el nombramiento de consejeros electorales y consejeros del instituto de transparencia que se deciden en mayo de 2013.

Quizá apenas algunos diputados se están dando cuenta de lo que implicó la alianza del PRD con PAN y MC, una alianza donde los panistas y alfarista se quedaron con migajas, mientras el grupo UdeG se quedó con las rebanadas más grandes del pastel.

Por lo demás esta operación política vuelve a poner sobre la mesa, y debería generar una discusión abierta, sobre el poder bajo la sombra que ejerce el ex rector de la UdeG Raúl Padilla López, un poder que nadie voto y nadie eligió, y sin embargo, se impone por sobre todos los jaliscienses.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s