Paro camionero en Guadalajara

Paro camionero. Foto: Eduardo González | UN1ÓN Jalisco

Rubén Martín / El Economista, 13 noviembre 2012

Guadalajara es una de las diez metrópolis más grandes y pobladas de toda América Latina, y sin embargo tiene el peor servicio de transporte público de región. Ya sea porque son capitales nacionales, ciudades como Buenos Aires, Santiago, Brasilia, Bogotá, Lima, Caracas tienen extensas redes de metro o sistemas de transporte masivo por su tamaño y políticas de transporte ciudades como Sao Paulo, Río de Janeiro, Curitiba o Medellín tienen mejor servicio de transporte público que Guadalajara.

La ciudad de México, con sus 8.8 millones de habitantes tiene una red de 12 líneas de metro de 201 kilómetros que ofrecen servicio a 1,487 millones de usuarios al año. La zona metropolitana de Guadalajara (ZMG), con la mitad de la población del Distrito Federal, apenas tiene dos líneas de tren ligero con una extensión de 24 kilómetros que transportan 80 millones de pasajeros por año, es decir apenas 5.3 por ciento del DF. Desde hace 18 años no se construye ni un kilómetro más de tren ligero en la ciudad.

De modo que a diferencia de las metrópolis de su tamaño en América Latina en la zona metropolitana de Guadalajara la mayoría de la población se traslada en los tradicionales autobuses de pasajeros.

Otro tercio se traslada en los automóviles privados, que ha tenido un crecimiento exponencial al pasar de un millón hace 20 años a 2.8 millones en 2011.

El sistema de transporte en Guadalajara, si bien es un servicio público, está concesionado a varias empresas privadas, entre ellas la Alianza de Camioneros conocida como “pulpo camionero” entre los tapatíos por su historia de monopolio y de abuso en el ejercicio de una concesión cedida por el estado.

Este sistema de transporte, privado, ineficiente y peligroso, de vez en vez chantajea al gobierno para exigir mejores condiciones. Varias veces ha realizado un paro de camiones que afecta a millones de tapatíos.

Ayer ocurrió otra vez un paro camionero, trastocando por completo la vida urbana de la zona metropolitana de Guadalajara.

Los paros del “pulpo camionero” tienen distintas motivaciones, la mayoría de las veces los propios dueños paran sus unidades para exigir un aumento al precio del transporte público.

Pero el paro camionero de ayer se originó por la demanda de los choferes del transporte para exigir un aumento de 33 por ciento en su sueldo. Debido a la estructura privada del transporte en la ZMG, lo que existe es una dispersión de empresarios que deciden pagar el salario a sus choferes con una proporción del ingreso por boletaje. En este momento los choferes ganan 1.20 pesos y exigen 1.60 pesos. Este lunes 12 de noviembre pararon la mayoría de las casi cinco mil unidades de transporte público que hay en la ZMG, afectando a millones de usuarios.

El paro camionero fue levantado la tarde-noche del lunes con el ofrecimiento de la autoridad de revisar al alza el precio de la tarifa del transporte público (un alza de seis a siete pesos autorizada en julio, está en suspensión debido a una decisión del Tribunal Administrativo del Estado).

Como se aprecia, en Guadalajara se tiene el peor de los mundos en cuanto a transporte público, pues en lugar de ser regulado y organizado por un ente público, se deja a la lógica empresarial, cuyos intereses están dispersos en varias empresas o propietarios en lo particular. El modelo de negocio que impera, el camión-hombre, se vuelve una salvaje competencia por el pasaje que provoca accidentes, heridos y muertos, mal servicio y un salario raquítico para los choferes. En este esquema pierden los usuarios, los choferes, la ciudad y ganan únicamente los dueños de las unidades.

Desde hace tiempo se ha exigido a la autoridad una reestructuración a fondo del transporte público, lo que no ha ocurrido. Quizá el paro de ayer pueda ser una nueva oportunidad de exigir al gobierno que enfrente de una vez por todas este problema y planteé una solución de fondo.

Dentro de este nuevo chantaje del “pulpo camionero” emergió ayer una sorprendente maya de solidaridad entre automovilistas privados y pasajeros del transporte, expresada en redes sociales con el hashtag #RaiteZMG que mostró la cara solidaria de los tapatíos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s