Mezcala, el gobierno llega sin invitación

Isla de Mezcala. Foto: Héctor Jesús Hernández, La Jornada Jalisco
Isla de Mezcala. Foto: Héctor Jesús Hernández, La Jornada Jalisco

Rubén Martín / El Informador, 24 noviembre 2012

Como hace 200 años, como hace 100, como hace 10 años, las autoridades se empeñan en imponer su voluntad sobre los pueblos, decidir sin consultar, imponer sin reparar en los agravios. Esta actitud secular de gobernantes hacia gobernados se repite ahora en Mezcala con el pretexto de festejar el bicentenario del sitio de la isla del mismo nombre, ubicada en el Lago de Chapala.

Mezcala es un poblado de la ribera del Lago de Chapala, en el municipio de Poncitlán, habitado por indígenas cocas y que cuenta con una centenaria historia de resistencias y rebeldías ante despojos, imposiciones y agravios de los poderosos y de los gobernantes.

El sitio de la Isla de Mezcala puede considerarse uno de los episodios más importantes de la Independencia no sólo de la entonces Nueva Galicia, sino de todo el país.

Al arrancar las revueltas de independencia, pobladores de Mezcala y pueblos ribereños vecinos, se cansaron de agravios e incluso del cura de Poncitlán, a quien apodaban el “Chicharronero”, por lo que decidieron terminar con tales abusos.

La insubordinación de los mezcalenses y otros pueblos fue perseguida por el E Ejército realista de la corona española.

Como estrategia de defensa los pobladores de Mezcala y de pueblos vecinos, decidieron refugiarse en la Isla de Mezcala, frente al poblado del mismo nombre en la ribera del Lago de Chapala.

Era octubre de 1812 y ahí duraron cuatro años, hasta el 25 de noviembre de 1816 cuando el Gobierno neogallego firmó un armisticio que reconoció las demandas de los pueblos indígenas y campesinos que sostuvieron el sitio de la isla.

El sitio de la Isla de Mezcala es uno de las acciones políticas más sorprendentes y más importantes de las clases subordinadas de esta región.

A pesar de decenas de miles de hombres armados que la Corona española desplegó en todo el lago de Chapala, a pesar de los barcos que se mandaron construir en el puerto de San Blas para atacar a los insurrectos de la isla, a pesar de las amenazas y de la represión desplegada en contra de los pueblos que se solidarizaban con los insurgentes, los pobladores que llevaron a cabo el sitio jamás fueron vencidos. El sitio de la Isla de Mezcala es una victoria para las clases dominadas de esta región y su hazaña y su ejemplo aún hacen eco y resonancia entre sus descendientes y entre el pueblo de todo Jalisco y México.

Por eso es una tontería que en esta fecha tan importante, a 200 años de iniciado el sitio de la isla, al Gobierno del Estado se le ocurra organizar unos festejos decididos sin consultar a la comunidad y con eventos que en lugar de honrar, agravian a los insurgentes de hace 200 años y al pueblo de ahora.

Pero el pueblo de Mezcala ha dado muestras de su capacidad para echar abajo proyectos de la autoridad. Todo indica que ocurrirá lo mismo con esta ocurrencia de los actuales gobernantes que llegaron a los festejos sin ser invitados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s