Dos pesotes de aumento salarial

Dos_PesosRubén Martín / El Informador, 5 enero 2013

Dos notas económicas, aparecidas por separado, retratan bien la realidad nacional: por un lado se anunció que el salario mínimo aumentó para este año 3.9 % lo que traducido a pesos significa un incremento de dos pesos con 43 centavos diarios.

De otro lado, aparece en las secciones de economía que México se convirtió el año pasado en la bolsa de valores más rentable del planeta, pues ofreció rendimientos de hasta 26.76% a quienes invirtieron en dólares.  Es decir, el capitalista que invirtió 100 millones de dólares, se llevó de ganancia casi 27 millones; el rendimiento para quien invirtió MMDD fue de 270 millones de dólares. Nada mal para una economía mundial en severa crisis.

Las dos informaciones nos hablan de un país donde sus trabajadores más precarios recibirán un salario mínimo mensual para este año de 64.76 pesos diarios, es decir, mil 942 pesos al mes, equivalentes a 150 dólares.

De otro lado, el país se consolidó como el mejor destino para las inversiones especulativas y los capitales golondrinas del mundo.

De un lado la precariedad para quienes viven de su fuerza de trabajo; del otro lado, la opulencia para las grandes inversiones capitalistas.

Aunque son notas distintas, forman parte de la misma realidad económica y social del país. Los datos distintos que ofrecen las notas referidas están conectados por la realidad de la política económica imperante en el país desde hace 25 años.

Esa realidad muestra que los tecnócratas que diseñan y controlan las políticas económicas, a quienes no se les elige mediante el voto, han planeado deliberadamente. Se promueve el país como destino de inversión ofreciendo una fuerza de trabajo barata y controlada, como hace ProMéxico, la agencia del gobierno mexicano que promueve la atracción de capital para el país.

Investigadores de la UNAM dieron a conocer en diciembre pasado que en los últimos 25 años, justo en el predominio de las políticas radicales de libre comercio, el poder adquisitivo del salario mínimo se redujo 79.1 por ciento.

Y ya se ve en el aumento de dos pesotes y 40 centavos que tendrá el salario mínimo para este año. Apenas alcanza para unas seis tortillas, para medio boleto de pasaje de transporte público, o para unas cuentas mandarinas o cebollas.

En contraste con los míseros salarios que se pagan en el país, la clase política profesional sigue expoliando a la población pagándose jugosos sueldos y prestaciones laborales. El nuevo Mandatario mexicano, Enrique Peña Nieto ganará, netos, más de 350 mil pesos al mes, 4.2 millones de pesos al año.

Un trabajador mexicano que perciba un salario mínimo, ganará al año 23 mil 304 pesos; si quisiera ganar lo que Peña Nieto obtiene en un año, debería trabajar 180 años.

Son diferencias abismales y escandalosas que no deberíamos tolerar.

Tenemos un país donde la mayoría de la población tiene carencias y sufre para pagar su sustento diario. Del otro lado, se ofrece como un paraíso para la especulación capitalista, y en el colmo, políticos que ganan y viven como aristócratas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s