Irresponsabilidad Panamericana

panamericanos inauguración.03Rubén Martín / El Economista, 14 enero 2013

De no ocurrir acontecimientos graves, este martes 15 de enero los diputados locales del PAN, PRI, PRV y PVEM votarán en el Congreso de Jalisco a favor de autorizar un crédito para el gobierno del estado por 2,439 millones de pesos (mdp), aumentando así la deuda estatal a casi 16,000 millones de pesos.

La deuda que aprobarán todas las fracciones parlamentarias, con excepción de la bancada de Movimiento Ciudadano, será para tapar el boquete financiero abierto en las finanzas estatales que dejaron los XVI Juegos Panamericanos, realizados en Guadalajara en octubre de 2011.

La deuda que el Congreso de Jalisco autorizará contratar al Ejecutivo estatal será pagadera en 20 años. Dicho de otro modo, la fiestecita y la borrachera que se celebró en 2011 se terminará de pagar hasta el 2032. Es como si la fiesta de quince años de la hija se terminara de pagar cuando la muchacha ya tenga sus 35 añitos.

Siempre creí que asumir el compromiso de realizar los Juegos Panamericanos en Guadalajara era una irresponsabilidad, dado el cúmulo de necesidades no resueltas que tiene la población de Jalisco y dada la inversión pública que había que aportar para sacar adelante esa justa deportiva que es, esencialmente, un negocio privado.

Ahora que la crisis financiera ya nos llegó hasta el cuello, apenas el gobierno del estado está ofreciendo detalles de cómo de modo negligente e irresponsable se tomaron algunas medidas que agravaron la situación. Esta es una relación de hechos que, aunque incompleta, muestra esta irresponsabilidad.

1. La organización se manejó con opacidad, nunca se informó a tiempo y con claridad del costo total del proyecto y de la aplicación de los recursos que se iban ejerciendo.

2. La falta de previsión justificó que se concedieran contratos sin licitaciones adecuadas, propiciando sobrecostos, obras mal hechas y corrupción

3. No se planeó con tiempo las partidas financieras que aportarían los tres niveles de gobierno

4. No se garantizó que el gobierno federal hiciera la aportación comprometida

5. Al acercarse la realización de los juegos y no contar con los recursos federales, el gobierno de Jalisco empezó a mover partidas de distintos programas y dependencias para cumplir con las obras y proveedores panamericanos

6. Esa decisión política y jurídica abrió un hoyo en las finanzas del estado de Jalisco, inicialmente de 1,400 millones de pesos para obras directas y 400 mdp en el Code

7. Dicho boquete nunca fue informado por el Ejecutivo ni a los diputados, ni a la opinión pública

8. Para tapar ese boquete se contrató el crédito quirografario de 1,400 mdp; desde julio de 2012 se renegoció nuevamente debido a que no se cumplió con el calendario de pagos; otra vez no se informó al Congreso

9. Se envía un proyecto de presupuesto con la petición de contratar deuda para pagar el crédito quirografario

10. Al rechazarse esta petición por los diputados, la consultora Fitch degrada la calificación crediticia del gobierno de Jalisco

11. Ante este escenario, el gobernador Emilio González manda nueva petición de crédito, ahora por 3,200, con el ultimátum de que si no se aprueba, podrían pagarse hasta 2,700 mdp de compromisos financieros

Como se aprecia de esta sucesión incompleta de hechos, el gobierno de Jalisco ha actuado con opacidad e irresponsabilidad en todo momento. Ahora los jaliscienses quedaremos comprometidos financieramente dos décadas a causa de esta irresponsabilidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s