Emilio González, sexenio de despilfarro

emilio en regataRubén Martín / El Economista, 22 enero 2013

El sexenio del panista Emilio González Márquez pasará a la historia como uno de los más despilfarradores y opacos de la historia reciente de Jalisco. Entre 2007 cuando asumió el cargo y 2012 ingresaron a las arcas 442,157 millones de pesos (mdp), es decir, casi medio billón de pesos. Si ese dinero se hubiera repartido entre los siete millones 400 mil habitantes que hay en el estado, a cada persona le hubieran tocado 60 mil pesos.

El sexenio de Emilio González es también la administración estatal que más recursos adicionales ha recibido: fueron más de 74 mil mdp a lo largo del sexenio, según el puntual recuento de la periodista Sonia Serrano (Milenio, 22 de enero de 2013).

Si comparamos los 56,085 mdp que ejerció el actual gobierno frente a los 84,479 mdp de 2012, tenemos un crecimiento de más de 50 por ciento en los ingresos, cuando la inflación en el mismo lapso fue de 27.22 por ciento; los recursos ejercidos por el gobierno de Jalisco duplicaron la inflación.

Nunca otro gobierno contó con tantos recursos como el de Emilio González. Por eso resulta inexplicable que todavía triplicara la deuda pública. Cuando Emilio González llegó, se debían 4,099 mdp y ahora se deben 16,100 mdp.

¿En qué se gastaron 442,157 millones de pesos en estos seis años? En su campaña publicitaria de despedida el gobernador panista presume que es el sexenio de mayor inversión en obra pública de la historia, donde se invirtieron 50,000 mdp.

Concediendo que toda esa cantidad haya ido a obra pública, representa apenas 11.3 por ciento de todo el gasto ejercido en seis años. La mayoría se destinó a gasto corriente y muchos recursos se gastaron de forma inútil, como el aumento significativo de recursos al Congreso del Estado o el financiamiento a los partidos (unos mil millones de pesos).

En el sexenio no se avanzó un metro más de tren ligero cuando con los recursos adicionales se pudieron haber construido diez líneas de tren ligero.

Todas las veces que al gobernador o a sus funcionarios se les preguntó por qué los recursos adicionales no se invirtieron en obras o proyectos como el de movilidad, respondían que se trataba de recursos etiquetados. Pero, ¿por qué si se pudieron mover recursos para los Juegos Panamericanos pero no resolver otras necesidades más apremiantes? Por ejemplo en un programa para detener o erradicar las muertes por desnutrición. Al año mueren en Jalisco 614 personas por desnutrición, a lo largo del sexenio fallecieron 3,887 personas por esa causa. Pero no hubo recursos para combatir estas muertes prevenibles.

Y sin embargo fue un sexenio marcado por los subsidios a diestra y siniestra. Hubo recursos millonarios para Televisa y TV Azteca, para medios, para regalar subsidios a empresarios y corporaciones nacionales y extranjeras que reportan ganancias ascendentes año con año, para conciertos gratuitos y para torneos de golf.

Por todo ello, el sexenio que termina ha sido uno de los más despilfarradores de la historia reciente de Jalisco, y tal vez del país.

Anuncios

Un comentario en “Emilio González, sexenio de despilfarro

  1. Triste sexenio el de Emilio, pero no solo eso,vergonzoso, lleno de corrupción y negligencia, nunca confié en él.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s