Asesinatos políticos en Jalisco

Police officer and team of investigators stand near covered corpse of the new tourism minister of Jalisco state Gallegos, after he was shot, at a crime scene between Guadalajara and Zapopan limitsRubén Martín / El Respetable, 12 marzo 2013

 
El asesinato del secretario de Turismo del gobierno de Aristóteles Sandoval Díaz, José de Jesús Gallegos Álvarez, el pasado 9 de marzo, marcar el regreso de los crímenes a integrantes del poder público en Jalisco, que no ocurrían desde hace 18 años.

Si bien Gallegos Álvarez apenas había asumido su cargo como titular de Turismo de Jalisco una semana antes de su crimen, y su trayectoria provenía del sector privado, el hecho es que fue asesinado cuando ya era integrante del gobierno del priista Aristóteles Sandoval.

El anterior asesinato de un personaje de la política local ocurrió el 10 de mayo de 1995, cuando el ex procurador Leobardo Larios Guzmán fue asesinado fuera de su casa. Leobardo Larios apenas había dejado el cargo tres meses atrás y entonces trascendió que las autoridades panistas que recién entraron al poder, se habían negado a continuar prestando la protección con escoltas estatales. A Leobardo Larios le tocó enfrentar casos tan complejos como el asesinato del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo;fue muerto en venganza por un grupo de narcotraficantes de Sinaloa a quien se negó a dejar en libertad.

Antes de Leobardo Larios, ocurrió el asesinato de Abel Salgado Velasco (padre del actual diputado federal priista del mismo nombre) en agosto de 1979, poco después de haber sido desaforado como presidente municipal de Zapopan, y en circunstancias que aparentemente no se aclararon.

El 12 de septiembre de 1975, en tanto, ocurrió el asesinato de Carlos Ramírez Ladewig, quien era director regional del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, pero cuyo poder derivaba del liderazgo que mantenía en el grupo político que controlaba entonces la Universidad de Guadalajara (UdeG). El asesinato se lo atribuyó el grupo guerrillero Fuerzas Revolucionarias Armadas del Pueblo (FRAP), aunque el grupo político que controlaba la UdeG acusó de la muerte al entonces presidente Luis Echeverría Álvarez.

Entre este 2013 y 1975 han ocurrido otras muertes de políticos, como fue el caso de Fernando González Sandoval, ex director de la preparatoria número 7 y cercano colaborador de Raúl Padilla López, el 10 de diciembre de 2009.

Como se escribió arriba, si bien Gallegos Álvarez tenía más una trayectoria ligada al sector privado con la construcción de torres de departamento de lujo (habitadas en algunos casos por políticos), su muerte ocurre siendo ya integrante del gabinete del actual gobernador priista.

Por eso, no deja de llamar la atención el deslinde casi inmediato que el secretario de Gobierno, Arturo Zamora Jiménez, hizo el mismo día del crimen de Gallegos Álvarez. Arturo Zamora dijo que los hechos podrían tener más bien relación con su pasado como constructor que con su efímero paso como secretario de Turismo. Aunque al final se pueda probar que el secretario de Gobierno tiene razón, la declaración parece apresurada toda vez que hasta este día no hay líneas de investigación probadas, tampoco se conoce el móvil y no están detenidos los autores materiales e intelectuales del funcionario estatal. Dicho de otro modo, ninguna línea se puede o se debe descartar.

Ya sea que la muerte se deba a litigios que mantenía en su trayectoria como constructor o por su cargo como secretario de Turismo, lo cierto es que este crimen político es un mal inicio para el gobierno de Aristóteles Sandoval.

Si un personaje influyente puede ser asesinado así en plena luz del día, revela la precariedad de la vida de personas comunes y sencillas.

De hecho, es importante hacer el siguiente apunte: las muertes reseñadas aquí incluye a políticos profesionales o de las esferas del poder. En estos mismos años cientos de personas que hacen política no profesional, han muerto justamente por su lucha o defensa de los intereses de su comunidad, población u organización. Esas muertes, sin embargo, no suelen tener tanta atención como las otras, lamentablemente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s