Raúl Padilla, el cacique de la UdeG

Foto: El Informador
Foto: El Informador

Rubén Martín / El Respetable impreso, 14 enero 2013

Raúl Padilla López ejerce un cacicazgo político en la Universidad de Guadalajara (UdeG). Este es el punto de partida de este análisis. Para algunos, puede parecer un calificativo exagerado o desproporcionado. No lo es si nos atenemos a la definición estricta de la palabra y el concepto cacique.

La Real Academia Española define cacique así: 1) “Persona que en una colectividad o grupo ejerce un poder abusivo”. 2) “Persona que en un pueblo o comarca ejerce excesiva influencia en asuntos políticos”.

Las dos acepciones son válidas para el papel que juega Raúl Padilla en la UdeG. Es una persona que ejerce un “poder abusivo” y que “ejerce una influencia excesiva” en los asuntos políticos de una comarca. La comarca de Raúl Padilla se llama UdeG y su terreno de influencia se extiende por todo el estado.

En la política mexicana se incluye en la definición de cacique la acepción de un liderazgo político benigno y benefactor en referencia al poder “positivo” que ejerce esa persona en su comarca. La mayoría de opinadores locales resaltan este papel del ex rector de la UdeG y destacan los proyectos que ha impulsado y que tienen impacto en la entidad, como los proyectos culturales (Festival de Cine, FIL, auditorio Telmex, Centro Cultural Universitario) o la expansión de la UdeG por todo el estado a través de la red universitaria.

Pero al destacarse estos aspectos se suele olvidar o ignorar el liderazgo personal, antidemocrático y sin rendición de cuentas que ejerce Raúl Padilla.

Este liderazgo se pondrá  prueba y mostrará en el actual proceso para elegir rector general de la casa de estudios. Si bien hay un proceso formal que se discute en instancias formales de la UdeG, la decisión política y verdadera, se tomó al seno del grupo político que encabeza Raúl Padilla, quienes decidieron que Tonatiuh Bravo fuera el próximo rector de la UdeG.

Lo relevante de este proceso, para entender el papel de Raúl Padilla, es que si bien participan en la toma de decisiones distintos políticos que tienen una tajada de poder al seno el grupo UdeG, la decisión final la toma el ex rector.

Las cosas al interior del grupo UdeG operan más o menos así.

Raúl Padilla es el jefe político de un grupo universitario que lo sigue, en algunos casos, desde que éste fue presidente de la desacreditada Federación de Estudiantes de Guadalajara (FEG). La presidencia de la FEG representaba, en automático, la incorporación a un grupo (el Sanedrín) que tomaba las decisiones en la UdeG.

El Sanedrín, integrado por los ex presidentes de la FEG, decidía quién sería el rector general y quién presidente de la FEG. Este esquema operó sin mayores cambios hasta 1989 cuando se decidió que Raúl Padilla fuera rector. Ese años se desató un conflicto al interior de la UdeG por el reparto de posiciones en la casa de estudios. Una parte del antiguo grupo de poder universitario, pretendió acotar al entonces rector. Éste buscó aliados externos en el gobierno del estado y en el federal y entonces rompió con el antiguo grupo que lo llevó al poder. Raúl Padilla ganó la partida y en el proceso promovió el nacimiento de la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU).

Con quienes lo acompañaron en esa primera medida de fuerza, Raúl Padilla integró un grupo que, en lo esencial, sigue operando sin mayores cambios.

En este momento el grupo UdeG tiene una instancia primera de decisión que es el G4 integrado por el propio Raúl Padilla, su hermano Trinidad Padilla, Tonatiuh Bravo y Alfredo Peña Ramos.

Las decisiones relevantes se toman al seno del G4, pero posteriormente se consensan y bajan a un grupo ampliado en el que participan los siguientes universitarios: Ruth Padilla Muñoz, Gustavo Cárdenas Coutiño, Raúl Vargas López, Víctor Ramírez Anguiano, Ricardo Villanueva, Martín Vargas, Patricia Retamoza, Héctor Raúl Pérez Gómez, César Barba, Alberto Castellanos, Enrique Velázquez, Celia Fausto, Roberto López, Gabriel Torres y Alfonso Partida Caballero. El actual rector general Marco Antonio Cortes Guardado es invitado siempre a las reuniones, aunque asiste poco.

Si bien Raúl Padilla suele someter a discusión las decisiones que el grupo UdeG necesita tomar, la última palabra la tiene él. Sus allegados dicen que no impone, sino que convence. Pero hay muchos casos en que la decisión final es personal. Los universitarios que han pretendido disputar este liderazgo, como Armando Macías en 1994 o Carlos Briseño en 2008, fueron expulsados del grupo.

A partir del control y cacicazgo en la UdeG, Raúl Padilla y su grupo han extendido su área de influencia. El grupo UdeG ha penetrado prácticamente todos los partidos, aunque desde 1997 que ingresaron al PRD han controlado esta agrupación en Jalisco.

Su expansión en distintos espacios del poder público abarcan: diputaciones locales y federales, regidurías en ayuntamientos de la zona metropolitana de Guadalajara y del interior del estado, espacios administrativos especialmente los ámbitos de la salud, la educación y la cultura.

A partir de esta expansión, Raúl Padilla se ha consolidado como un poder fáctico con enorme injerencia en varias decisiones de políticas públicas en el estado. Un poder fáctico que no fue electo por nadie, y que no rinde cuentas ante nadie.

Anuncios

Un comentario en “Raúl Padilla, el cacique de la UdeG

  1. El llamado “Sanedrín” nunca designó rector GENERAL, el primero en serlo fue precisamente el Lic. Raúl Padilla, a partir de 1994, cuando se creó la Red Universitaria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s